Opositor encarcelado por descubrir corrupción de dirigentes del PCC y del MININT. FNCA.

peligra-vida-de-cervante-2

Peligra la vida de Jorge Cervantes García
Por Fundación Nacional Cubano Americana el 9 de junio de 2017

cervantesbild

OPOSITOR ENCARCELADO POR DESCUBRIR CORRUPCIÓN DE DIRIGENTES DEL PCC Y DEL MININT
June 8, 2017 | FNCA.

El opositor cubano Jorge Cervantes García, miembro de la dirección de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), quien se encuentra encarcelado en la prisión conocida como Potosí en la provincia de Las Tunas en Cuba cumple hoy dos semanas en huelga de hambre, en protesta por su injusto arresto.

Jorge de 48 años de edad, ha estado en prisión en tres ocasiones por motivos políticos. En mayo de 2011 fue condenado a 4 años por poner carteles anticomunistas y fue liberado en junio de ese mismo año, luego de realizar una huelga de hambre que casi le lleva a la muerte. En esa ocasión, el gobierno cedió a sus peticiones y le concedió la libertad condicional.

Al salir de prisión se suma a la UNPACU y es así como participa en la fundación de la organización en agosto de 2011. Entre esta fecha y parte del año 2012 contribuyó a la consolidación de la UNPACU en la región Oriental de la Isla, hecho que trajo constantes ataques sobre él y su familia; por lo que finalmente lo volvieron a encarcelar.

A finales de 2014 Cervantes fue liberado y cumplió completamente con su condena. La dictadura cubana lo incluyó, engañosamente, en el listado de los 53 presos que fueron liberados a petición de la administración Obama y desde entonces se ha mantenido aportando sus esfuerzos en el consejo de coordinación nacional de la organización.

En 2016 Cervantes se estableció con su familia en la provincia de Las Tunas. Allí comenzó a desarrollar su activismo pacífico y prodemocrático. En su interacción con los pobladores de esta ciudad, se percató de la inconformidad y la insatisfacción que sentían los ciudadanos tuneros en contra de las autoridades, a causa de la malversación y el desvío de recursos en el gobierno.

Jorge Cervantes, logró obtener imágenes muy reveladoras del estado de esclavitud en el que se encuentran los presos en los centros de trabajo forzado en esa provincia, pero fue sobresaliente, el trabajo de investigación que desarrolló, en el que denunciaba la malversación de recursos en contra de los dirigentes del Partido Comunista (PCC) de Las Tunas. Casos como el de Ariel Santana y altos oficiales de la Seguridad del Estado llamados Ramón Cruz y Reynaldo Jiménez y el jefe de la unidad provincial de instrucción penal, nombrado Yoel, sujeto principal de su trabajo.

Yoel, encabezó varios allanamientos a la vivienda de Jorge Cervantes orientados por la policía política, donde, fueron decomisados materiales de la organización y artículos personales, entre ellos los juguetes de su hija de un año de edad.

Luego de los asaltos efectuados el 18 de diciembre de 2016 en contra de UNPACU, Cervantes, quien se encontraba en Santiago de Cuba, fue detenido y deportado hacia Las Tunas. Antes de ser liberado pasó varios días en los calabozos de la unidad provincial de instrucción penal y, para su sorpresa se encontró allí, detenido, al oficial Yoelito, quien fue hasta hace poco jefe de esa misma unidad.

Al testaferro de la policía política se le ha acusado por haber declarado por haberse robado el dinero, confiscado tras un operativo antidroga.

Jorge Cervantes ha hecho público este caso y ha distribuido esta información y otras relacionadas, entre las personas de la ciudad, a las que el gobierno, mediante la censura y la manipulación, se las niega.

La respuesta del régimen no se ha hecho esperar. Desde hace varias semanas los órganos represivos mantienen un cerco alrededor de su vivienda y no permiten que ningún activista tenga acceso a la vivienda. Limitaron también la entrada y la salida de Cervantes de la provincia, sobre todo para impedir que visitase la sede principal de UNPACU, situada en Santiago, lugar a donde el coordinador llevaba la información obtenida para ser procesada.

Durante el mes de mayo Cervantes distribuyó en los lugares más céntricos de la ciudad, un resumen de las ilegalidades cometidas por los altos dirigentes de la provincia de Las Tunas. Lo que ha desatado la ira de la policía política. La semana anterior a su encarcelamiento, lo detuvieron 3 veces y, por miedo a que fuese a llevar más información para ser publicada desde Santiago de Cuba, fue nuevamente detenido el 23 de mayo y finalmente llevado a prisión el 30 del mismo mes. Entonces fue acusado de desacato.

El 31 de mayo, la policía política encabezó un operativo contra activistas tuneros, el cual dejó un saldo de 4 allanamientos, 4 detenciones y 4 activistas acusados por el delito de “propaganda enemiga”.

Mientras el coordinador de UNPACU cumple 16 días en huelga de hambre y siete días desnudo en una oscura celda de castigo, en protesta por su injusto encarcelamiento; los verdaderos delincuentes continúan en libertad, disfrutando de comodidades obtenidas con el sudor de un pueblo al que la policía y los inspectores orientados por el PCC, no se cansan de explotar.