Yaquelín Heredia Morales y Maikel Heredia Bonne fueron golpeados y arrestados en la capital.

yaqueline-y-yoelkis-2

16 de noviembre de 2017-  Los prisioneros Misael López Luna y Yoelkis Rosabal Luna, activistas de la UNPACU, fueron llevados a celdas de castigo el pasado día 9 dentro de la cárcel provincial de Guantánamo “por negarse a someterse al programa de reeducación comunista que el régimen imparte a todos los reclusos”, denunció a DIARIO DE CUBA Carlos Amel Oliva Torres, líder del frente juvenil de la organización.

“Esto originó que la esposa de Rosabal, Ariadna Matos Samón, se presentara el día 13 en las puertas de la prisión junto al activista Rafael Ciudad Castillo, y ambos realizaran una protesta pacífica con pancartas en defensa de los dos prisioneros castigados”, precisó.

Según el líder opositor, “fueron violentamente arrestados y trasladados hacia la Unidad de Instrucción Penal en Guantánamo y allí los mantienen detenidos”.

Un instructor del caso informó a un familiar que estaban siendo acusados de “desacato”, añadió.

Oliva Torres se mostró preocupado pues Matos Samón y Rosabal Luna tienen una hija de siete años de edad. “Desde que en 2014 fue encarcelado su padre ha sufrido esa ausencia. Sería verdaderamente inhumano que la dictadura la prive también del afecto y la protección de su madre”, consideró.

Por otro lado, el opositor informó que el martes fue detenido el coordinador de la UNPACU en el municipio de Manzanillo, Juan Salgado Jurado, junto al activista Yudel Rojas López.

“Fueron llevados a la 1ra Unidad policial de ese municipio y allí estuvieron retenidos durante dos horas. Fueron amenazados con ser encarcelados si continuaban con su activismo pacífico en nuestra organización y además a Salgado le rompieron el teléfono”, puntualizó.

Explicó que fueron arrestados “cuando filmaban a un ciudadano que estaba realizando una denuncia contra el régimen”.

El miércoles fue detenida en Centro Habana, en la capital, la exprisionera política y también Dama de Blanco Yaquelín Heredia Morales junto al activista Maikel Heredia Bonne. Ambos se dirigían hacia la sede dl movimiento femenino en Lawton cuando fueron interceptados en la parada del P-15 en la Calle Amistad.

Según relató la propia Heredia Morales a Oliva desde la unidad ubicada en Zanja, fueron “fuertemente golpeados”.

Oliva Torres recordó que la activista es paciente de VIH y “está en estado delicado de salud”. La Seguridad del Estado lo sabe y aún así no se mide a la hora de reprimirla, denunció.

Ambos activistas continuaban esta tarde bajo arresto.

 

/Diario de Cuba/.