Por José Daniel Ferrer, Secretario Ejecutivo de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU)

Hoy he tenido tres entrevistas con medios de prensa extranjeros, dos japoneses, incluyendo el periódico más grande del País del Sol Naciente y uno estadounidense. Todos preguntando nuestra opinión sobre el restablecimiento de relaciones entre el gobierno de EEUU y el régimen cubano.

Hoy he recibido, gracias a nuestro representante en Europa y a una amiga en EEUU muchísimos cables de prestigiosas agencias de prensa y artículos de importantes periódicos. Todos hablan sobre el tema de las relaciones EEUU-Cuba.

Hoy he escuchado muchísimas  opiniones de ciudadanos en la capital cubana y de opositores sobre el mismo tema.

Hoy he atendido varias llamadas de familiares de presos políticos que permanecen en las cárceles castristas, nos  preguntan qué va a pasar con ellos, y si los norteamericanos van a pedir su liberación en las conversaciones que se iniciarán en sólo unas horas.

Hoy comprobé nuevamente  que muy pocos se han preocupado por saber si los presos políticos recién excarcelados, gracias al diálogo entre ambos gobiernos,  necesitan vitaminas o cinco pesos para no acostarse sin comer. A muchos les gusta hacer política con hipócrita solidaridad hacia las víctimas de la dictadura. Muchos problemas de  este mundo permanecen sin solución por  falta de voluntad y demasiado  egoísmo.

Hoy escuché parte del inteligente discurso del presidente de EEUU Barack Obama a su nación. Los políticos del mundo democrático saben muy bien que sus discursos y sus acciones deben demostrar interés y resultados favorables al pueblo, si no el pueblo les pasa cuentas. Los políticos responsables saben que los discursos, discursos son, que lo más importante son los resultados.

Hoy vi a mi amigo y hermano de lucha, siempre con los pies muy bien puestos sobre la tierra, Elizardo Sánchez, ¡en Telesur! hablando de presos políticos que aún se encuentran en prisión y que deben ser liberados por razones humanitarias.

Hoy, poco antes de la medianoche, poco antes de mañana 21 de enero, quiero expresar algunos puntos, que no deben ser olvidados, sobre el tema de las relaciones EEUU-Cuba.

  1. De la inteligencia, los esfuerzos, el amor y el valor de los demócratas cubanos y el pueblo en general, dependen, sobre todo, la democratización y el progreso de nuestra patria.
  2. La solidaridad de EEUU, la Unión Europea y del mundo libre en general, es muy importante, pero nuestra labor es lo fundamental. Atribuir a factores externos más importancia de la debida, o esperar que otros vengan a resolver nuestros problemas, resulta implícita confesión de que no nos consideramos capaces de conseguir lo que a nosotros corresponde
  3. Con medidas restrictivas de una sola nación, por poderosa que sea, no se obliga a una dictadura contumaz a cambiar. Al régimen tiránico de los Castro EEUU  le puede poner fin militarmente, pero ningún cubano cuerdo, ni norteamericano prudente apoyaría esta fórmula. También la dictadura colapsaría con un fuerte embargo de todo occidente, pero ni es posible que otros en el hemisferio decidan tal receta, ni sabemos hasta donde la terquedad de los Castro  llevaría el sufrimiento de la población inocente. Por tanto, a la política de Obama le corresponde el turno. Si dará, o no, resultados, dependerá de todos los factores involucrados. El tiempo dirá la última palabra
  4. Si dices defender al pueblo, antes de tomar posición sobre algo escucha al pueblo, averigua cuál es el sentir mayoritario, cuales son los problemas, sufrimientos que padece el pueblo y cuales las soluciones que espera. Con planteamientos impopulares no atraes a quienes necesitas para fortalecer la lucha por el bien de todos
  5. En la UNPACU creemos que las opiniones sobre las relaciones entre los gobiernos de EEUU y Cuba no deben afectar las buenas relaciones y  necesaria coordinación del accionar de los grupos opositores que luchamos por una Cuba libre. Para marchar juntos, exigiendo respeto a los derechos humanos y elecciones libres, no importa cuál es la opinión que se tiene sobre este tema o sobre el cambio climático
  6. En la UNPACU estamos dispuestos a defender, junto a toda la sociedad civil independiente,  puntos de consenso que puedan mover a la población a sumarse al reclamo y que al mundo libre  dejen claro que hay unidad entre quienes luchamos por la libertad
  7. Evalúa, escucha, investiga, ¨procura comprender y después ser comprendido¨. Averigua que piensan los cubanos, los norteamericanos y el mundo sobre el tema
  8. Embargo sí, embargo no, esa no es la cuestión. La cuestión principal radica en que hay que mover al pueblo a conquistar sus derechos, ganar la confianza y obtener el apoyo de fuerzas en el mundo libre que opinen solidariamente, pero que sobre todo apoyen de manera real
  9. Actualmente los demócratas cubanos no estamos en condiciones o no somos capaces de llevar información y mensajes impresos y audiovisuales, por todo el territorio nacional, a la mayoría del pueblo cubano. No somos capaces de contrarrestar la infame propaganda castrista.
  10. Si parte del tiempo, energías y recursos que se emplean en polémicas como la de: “embargo sí”, “embargo no”, se utilizasen en informar y animar al pueblo cubano para que se sume a la lucha por su libertad, la LIBERTAD fuese realidad o estuviese muy cerca. Estoy convencido, y luchamos con todas nuestras energías porque eso cambie, que los principales responsables de que la dictadura continúe en el poder somos los cubanos, de dentro y de la diáspora, por nuestra incapacidad, ceguera y egoísmo.

 

Hagámoslo bien y otros serán los resultados.

Pensemos más en Cuba que en nosotros mismos.

En UNPACU creemos que: CUBA DEBE ESTAR PRIMERO.

 

José Daniel Ferrer