Diario de Cuba. 1 de junio de 2017.

jcervantes-11

El activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), Jorge Cervantes, detenido desde el 23 de Mayo y trasladado a la prisión provincial de Las Tunas, fue acusado de ‘desacato’ y actualmente se encuentra en huelga de hambre y aislado en una celda de castigo.

Según denunció a DIARIO DE CUBA el coordinador nacional de la organización, José Daniel Ferrer, “la policía política le dijo verbalmente a su esposa que lo acusan de desacato y atentado contra autoridades del MININT en Las Tunas”.

“Desde el día de su arresto, ya hace nueve, está en huelga de hambre y supimos hace dos días que lo tienen en una celda de aislamiento completamente oscura, en una prisión que se nombra Potosí, a unos 15 kilómetros al norte de Las Tunas”, precisó.

“La última información es que lo tienen esposado y con cadenas, según nos comunicó un preso común de allí. Está además desnudo porque él se niega a ponerse el uniforme de recluso común”, añadió.

Por otra parte, las viviendas de dos activistas fueron “allanadas la noche del miércoles”, también en Las Tunas.

“En el caso de Yordy Rondón Valdés, registraron su casa y la de su pareja que está en el propio barrio. También registraron la vivienda de la activista Taimir García Meriño, quien fue golpeada”.

Sobre García Meriño, Ferrer señaló: “El agente de la policía política nombrado Miguel Acosta mandó a que le arrebataran violentamente un niño que cuida y que tenía cargado en ese momento. El niño se había aferrado a ella al ver tantos policías. A empujones la sacaron de la vivienda”.

Según el coordinador nacional de la UNPACU, “Taimir estaba recién intervenida de un embarazo ectópico. Había sido detenida ya antes de la operación”.

“Estos activistas han estado realizando varias acciones pacíficas, sobre todo informando a los vecinos sobre el porqué Jorge Cervantes está preso”, explicó.

García Meriño y su esposo se encuentran actualmente detenidos.

Desde el 18 de diciembre de 2016 la UNPACU lleva registrados 52 allanamientos con estos últimos ocurridos.

Asimismo, Ferrer denunció que la prisión de Boniato de Santiago de Cuba “se ha convertido en el centro preferido de la policía política para aplicar el mayor terror sobre los activistas de la UNPACU y llevarlos a la rendición”.

“Ya lo han conseguido con dos. Ahora acaban de notificar que van a trasladar allí desde la prisión de Aguadores en Santiago de Cuba a Yeroslandy Calderín Alvarado, que asumió como coordinador en Palma Soriano ante el encarcelamiento de los anteriores”, indicó.

“Boniato es una cárcel de máxima seguridad donde se encuentran delincuentes comunes muy peligrosos, con crímenes muy graves en su historial. Son individuos que utilizan para agredir, acosar a nuestros activistas. Los amenazan con hasta violaciones sexuales”, lamentó.

“Nuestros activistas tienen sanciones muy cortas para una prisión de tan alta severidad. Están presos por multas arbitrarias que se han negado a pagar, impuestas por su activismo, con condenas máximas de hasta un año”, concluyó Ferrer.

 

/Diario de Cuba/.