Ayer denunciamos el caso del preso número 43 de la UNPACU y las más de 20 detenciones de activistas en Palma Soriano y Santiago de Cuba para impedirles asistir a las reuniones semanales de sus células.

logo-unpacu-JDF

Hoy fueron detenidos otros tres activistas de nuestra organización y la policía política les ha comunicado que serán encarcelados por su activismo. Tres de los detenidos ayer continúan bajo arresto y les han notificado que también serán procesados.

Los detenidos el 22 del presente y que pueden convertirse pronto en nuevos presos políticos, son: Ernesto Roberto Rivery Gascón, quien ya cumplió prisión por motivos políticos; su hermano Leonardo Rivery Gascón y Dennis Silveira Bravo. Hoy fueron apresados y notificados de prontas falsas judiciales en su contra: Jesús Sánchez Romero y Alexis Rodríguez Chacón. Los antes mencionados son todos de la provincia Santiago de Cuba.

En el municipio Rio Cauto, provincia Granma, fue detenido y le informaron que sería condenado por ¨peligrosidad social¨ el activista Eliecer Bandera Bandera. Lisandra Rivera, como ya informamos, enfrentará farsa judicial el próximo lunes. De los 43 presos políticos actuales de UNPACU, siete son mujeres.

En otros momentos estas “notificaciones” podrían parecer simples amenazas, pero en la medida en que aumenta el descontento de la población, crece el activismo opositor, en Venezuela aumenta la crisis y el mundo democrático se comporta menos solidario, el régimen castrista actúa más irracionalmente. Contra toda lógica, a los gestos de buena voluntad de EEUU y la UE, la dictadura castrista responde con más violaciones a los derechos humanos, con lo que demuestra que poco le importa qué piensan sus interlocutores sobre el tema.

Las acciones represivas contra las Damas de Blanco y otros opositores pacíficos son constantes y crecientes. Ayer supimos que fuerzas del Ministerio del Interior allanaron la Sede de Cubalex y hace solo unas horas dos colaboradores de la UNPACU nos ratificaron la información sobre la nueva práctica de “atrincheramiento” ideológico del régimen en Escuelas Secundarias y Preuniversitarias contra las becas que según el castrismo EEUU piensa poner en práctica con la intención de “subvertir el orden en Cuba”.

Cada opositor pacífico, cada ciudadano cubano sabe cómo se acuesta, pero no como se levantará o cómo le sacarán de su cama. Cada activista sabe qué hizo o qué le sucedió durante el día, pero no qué le sucederá al siguiente ni a qué hora vendrán por él. Sin dudas el régimen, en su perversa lógica apuesta a que el momento en que la Comisión Europea pide a los miembros del Bloque que firmen el acuerdo de cooperación y diálogo con la dictadura cubana, es el más adecuado para encarcelar a los activistas que después ofrecerán como “gesto de buena voluntad” a europeos o estadounidenses. Los Castros han experimentado lo provechoso que resulta encarcelar y destruir defensores de los derechos humanos y luego “darlos” a EEUU o UE a cambio de beneficios políticos y económicos.

Mientras el régimen se empecina en continuar oprimiendo al pueblo y reprimir opositores, en la UNPACU seguimos luchando con firmeza por los derechos y el bienestar de todos los cubanos.

 

José Daniel Ferrer García

Coordinador General de la UNPACU.