Mensaje al pueblo cubano.

La UNPACU acelerará el proceso de lucha no-violenta a favor de los derechos y el bienestar del pueblo cubano.

Mucho se ha dicho en los medios de prensa internacionales, y en los nacionales, aunque a su acostumbrada manera, sobre los anuncios hechos por el presidente estadounidense Barak Obama y el dictador cubano Raúl Castro. Fueron puestos en libertad por el régimen de los Castro el ciudadano estadounidense Alan Gross y otro individuo preso en Cuba hace 20 años por espiar para EEUU, y los tres espías castristas, del grupo de los cinco, que continuaban en prisiones estadounidenses regresaron a La Habana. También escuchamos a ambos mandatarios anunciar el restablecimiento de relaciones diplomáticas y la eliminación de medidas restrictivas impuestas por EEUU al régimen castrocomunista. Se habló además de la liberación de medio centenar de presos que Obama pidió a Raúl Castro liberara.
Todo lo anunciado repercutirá favorable o negativamente según la voluntad y los pasos que den los actores implicados. En el caso de las relaciones EEUU-Cuba hay cuatro actores principales: Los gobiernos y pueblos de ambas naciones. En varias cuestiones pueden coincidir los intereses de parte de los actores implicados, por ejemplo: el régimen castrista dice ser tenaz defensor de la independencia nacional, aunque sabemos cómo la ha comprometido muchas veces, y el pueblo cubano, sin dudas, defenderá siempre su soberanía, tanto de un poder extranjero como de los gobernantes que hoy nos la pisotean.
El pueblo cubano y pueblo y gobierno norteamericanos, coincidimos en que es necesario democratizar a Cuba- en este acápite solo el régimen castrista tiene otro punto de vista-. Sin embargo, los que estamos a favor no lo deseamos con la misma intensidad, y es lógico, no es lo mismo el apetito del hambriento que el del saciado. Los cubanos necesitamos y deseamos democratizar nuestra patria porque es la única fórmula efectiva para alcanzar los derechos y libertades, y la prosperidad y el bienestar para todos.
Para el pueblo cubano los derechos y libertades que hoy nos violan son una necesidad imperiosa, para el pueblo y gobierno estadounidenses resultan una cuestión de principios y solidaridad. Ellos viven en libertad y tienen prosperidad y bienestar. De ahí que si no nos esforzamos y luchamos con firmeza y valor por nuestros derechos hoy violados, pronto podríamos ver empresarios norteamericanos, como hace años los tenemos de Europa, Canadá y otros países, cómplices de la explotación al obrero cubano. También veríamos turistas de EEUU disfrutando de los encantos de nuestra bella nación sin preocuparse en lo más mínimo de la opresión y la miseria que sufre nuestro noble pueblo.
En medio de los nuevos escenarios que puedan surgir como resultado de la decisión del Gobierno Norteamericano respecto al régimen castrista, la Unión Patriótica de Cuba, UNPACU, reafirma su voluntad de esforzarse al máximo para acelerar el proceso a favor de la libertad y la democracia en Cuba. No descansaremos hasta tanto no tengamos un verdadero Estado de Derecho, donde se respeten todos los Derechos Humanos, donde exista independencia entre los poderes del Estado, donde se respete el pluralismo político y se realicen elecciones libres, donde se potencie la creatividad y se fomente una economía robusta que permita prosperidad y bienestar al alcance de todos, donde se respete la libertad sindical y los trabajadores disfruten de salarios decorosos y condiciones dignas.
La UNPACU sabrá aprovechar los nuevos escenarios para fortalecer su lucha a favor del pueblo. Si continuamos trabajando con amor, valor e inteligencia avanzaremos mucho y con o sin la solidaridad – siempre es necesaria, la agradecemos y sabemos que siempre habrán buenos amigos-, de los gobiernos de la Unión Europea, EEUU y otros que dicen mantendrán su compromiso con la causa a favor de los Derechos Humanos en Cuba y en el mundo, haremos posible el sueño de muchos: una Cuba como soñó Martí, ¨con todos y para el bien de todos¨.
José Daniel Ferrer García.

UNPACU.