Yusmila Reyna Ferrera, periodista independiente
14 junio 2014
Se realiza juicio a 10 activistas de la UNPACU, por primera vez en Santiago de Cuba, bajo el mismo número de causa solo con presencia de familiares y gran operativo militar.

Luego de 12 horas de juicio fueron procesados 10 activistas del movimiento opositor Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) este 13 de junio de 2014, bajo el Número de Causa 490 del 2012 de la Sala Penal Sección Primera del Tribunal Provincial Popular de Santiago de Cuba: Miraida Martin Calderin, Diango, Vianko y Alexeis Vargas Martin (prisioneros de conciencia), Lazaro Romero Hurtado, Ernesto Roberto Rivery Gascón, Aracelio Riviaux Noa, Ronaide Mario Figuerola Dieguez, Luis Enrique Fernández Benitez y Adriana Nuñez Pascual.
El juicio se realiza luego de un año y seis meses de espera con seis de los acusados presos en distintas cárceles de la provincia Aguadores y Mar Verde bajo régimen de máxima seguridad. Las dos féminas procesadas ya habían sufrido dos meses y 18 días de reclusión en la prisión de mujeres de Mar Verde y el resto se mantuvieron bajo fianza luego de cumplir siete meses igualmente presos.
La sesión dio inicio a las ocho de la mañana hasta las ocho de la noche con un pequeño receso, presencia de 5 abogados y 1 fiscal que acusaba a todos los procesados. Según participantes la sala estuvo llena con alrededor de 80 personas entre familiares, que no llegaban a 10, miembros del Ministerio del Interior de prisiones y de otras instituciones militares, de la Policía Nacional, Agentes de la Seguridad y de las Brigadas de Respuesta Rápida, identificados por acusados y algunos familiares por participar frecuentemente en los actos de repudio contra los opositores.
Los delitos que se le imputan de orden común fueron: atentado, desacato, desorden público, Ofensa y difamación a Instituciones, Héroes y Mártires contenidos en el Código Penal de la República de Cuba.
En opinión de Erick Díaz Terrero familiar de uno de los procesados ¨ el juicio fue manipulado por la policía política bajo una presión de los testigos por parte de ésta, y que el agente llamado Camilo públicamente instruía a los testigos de lo que tenían que decir¨
Mientras que Miraida Martin una de las procesadas dijo que ¨quedó claro que el juicio fue manipulado por la policía política por lo menos por el comportamiento de la jueza, cuando el testigo no reconocía al acusado ella se lo señalaba, un solo testigo daba declaraciones diferentes y la jueza se quedaba con la declaración que estaba en el papel anteriormente¨.
Los acusados conocían la causa que se le imputaba a cada uno por la Petición Fiscal entregada en 2013 a los 9 meses del suceso, y la declaración de los testigos en el juicio dicen, no coincidía con la inicial registrada en dicho documento.
El suceso que dio lugar al inicio del proceso judicial ocurrió el 27 de noviembre de 2012 cuando celebraban el cumpleaños de una de las actualmente procesadas Adriana Nuñez Pascual en el Reparto Veguita de Galo y fueron objeto de un acto de repudio por Brigadas de Respuesta Rápida, Policía Nacional y la Seguridad del Estado, según testimonio de Miraida Martin, todos los presentes respondieron con consignas prodemocráticas, sufrieron amenazas físicas, verbales y detuvieron a cinco de los acusados.
Durante el tiempo que duró el juicio el Tribunal Provincial estuvo rodeado en varias manzanas por más de 100 efectivos militares: tropas especiales ¨boinas negras¨, Policía Nacional, del Centro de Operaciones de la Seguridad del Estado con su jefe provincial, además de miembros del Gobierno, del Partido Comunista y de las Brigadas de Respuesta Rápida, aseguró el miembro de la UNPACU, Juan Salgado Jurado, y que los boinas negras estaban escondidos en frente del Tribunal en la Empresa Aguas Santiago, y que en ningún momento se le permitió acceder a la sala ni siquiera a la acera próxima del edificio, sino solo al otro lado de la calle, donde permanecieron más de 70 miembros de la organización opositora y de las Damas de Blanco.
Este juicio conjunto a opositores al gobierno de Raúl Castro, quedó concluso para sentencia para el primero de junio de este propio año y no tiene precedentes acá en la provincia.

Petición Fiscal
Se le solicitó a Alexeis Vargas y Lazaro Romero, 5 años por Alteración de orden público de carácter continuado y Desorden público.
Diango y Bianko Vargas, 3 años de privación de Libertad por Alteración de orden público de carácter continuado
Aracelio Riveaux, 2 años y seis meses de privación de libertad por Desacato.
Ernesto Roberto Riverí y Luis Enrique Fernández, 2 años por Desacato
Adriana Nuñez y Miraida Martin, Desorden público y Ofensa y difamación a Instituciones, Héroes y Martires, dos años y 4meses con Limitación de libertad