Martí Noticias. 24-08-2017.unpacu2013

Con tres opositores a punto de entrar a la cárcel, decenas de allanamientos policiales a sus viviendas sedes y medio centenar de activistas enjuiciados, la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) llega este 24 de agosto a su sexto aniversario.

Empezaron en Palmario de Cauto, un pueblo de campo pegado a la carretera a Santiago de Cuba. José Daniel Ferrer García acababa de purgar una pena de 7 años (de una condena de 25 impuesta en la Primavera Negra de 2003) y en 2011 le dio cuerpo a una organización opositora con los vecinos de su barrio y municipios cercanos.

Ferrer, de 47 años de edad, aseguró a Martí Noticias que lo primero que hacen cuando se acercan a los cubanos para que entren a UNPACU es analizar en qué momento y lugar de la historia de Cuba se encuentran.

“Es un diagnóstico de nuestros graves problemas, de nuestras graves enfermedades. Difícilmente nuestros problemas se resuelvan solos; sería penoso, sería una vergüenza dejarles a nuestros hijos, a nuestros nietos tan lamentable estado de cosas”, señaló Ferrer García.

Muertes

UNPACU tomó las calles con protestas públicas y reclamos por la falta de libertades, alimentos, medicinas y viviendas para los cubanos, eso los ubicó entre la gente común. Pero también dejó un saldo lamentable en golpizas, allanamientos de moradas, confiscación de equipos de trabajo, cárcel y por lo menos un par de activistas han muerto en prisión, apunta este líder opositor.

“El primer mártir que tuvimos fue Wilman Villar Mendoza, el 19 de enero de 2012. La crueldad y la mentalidad criminal del régimen comunista de los Castro, y de sus jefes de prisiones hizo que este joven muriese de una infección respiratoria luego de una larga huelga de hambre”, indica.

Ferrer añadió que Santiago Amel Maz Hernández, activista de la organización, murió en circunstancias sin aclarar el 24 de febrero de este año en la prisión Combinado del este, en La Habana.

Entre otros citó el caso de Arcelio Molina, que coordinaba una célula en la capital cubana y cayó del techo de su casa en la noche: “en circunstancias no claras, no se sabe si fue un accidente, si fue suicidio”, declaró.

La prisión como contención del activismo

En estos momentos unos cincuenta activistas de UNPACU guardan prisión a espera de juicio o ya juzgados por delitos que van desde Atentado (luego de recibir palizas por parte de la policía), Peligrosidad social, desacato o incumplimiento de contravenciones (multas sin pagar por burlar los cercos policiales).

Los encarcelamientos sin juicios han funcionado como un azote para quienes se pronuncian públicamente en favor de los derechos humanos, reconoce Ferrer.

“Es también parte del costo que hay que pagar por la libertad, tú solo sabes que tienes verdaderos activistas cuando estos se arriesgan en la lucha por la libertad”, señala Ferrer, quien asegura que no aboga por la masividad.

“Una organización pudiese tener 700 ó 1 millón de activistas, pero si ese millón solo son 1 millón de boca, de nada sirve”.

De cara a la comunidad… y al mundo

En el resultado de que UNPACU tenga hoy un rostro internacional y cubanos de varias generaciones conozcan que hay células de la organización en Santiago de Cuba, Holguín y La Habana, Ferrer cree que se debe a una combinación entre el trabajo en las redes sociales y la ayuda desde el exterior.

“Hay una combinación. Tenemos activistas fuera, tenemos amigos incluso de otras nacionalidades, tanto en América Latina (Chile) como en Europa (cubanos en Suecia)”.

El trabajo en las redes sociales les ha ayudado, afirma y detalla que debido a las escasas posibilidades de conexión para los cubanos, se descargan materiales que después distribuyen entre la población.

“Lo mismo que va a la internet lo descargamos u otras cosas que producimos y no va a la internet y en discos, memorias, en papel, estamos informando constantemente”.

Cerca de la gente

En materiales de video que subieron a su canal de YouTube, UNPACU dio a conocer parte de su trabajo en la comunidad.

Distribución de alimentos, atención a presos políticos y familiares, así como la ayuda en la reparación de viviendas y hasta vías de acceso en lugares intrincados.

Uno de los entrevistados resalta el trabajo “voluntario” que han hecho por los vecinos. “gente necesitas a las que han ayudado, regalos a los muchachos, juguetes”.

Cada seis de enero UNPACU realiza actividades por el Día de Reyes Magos, con regalos para los hijos de los integrantes de la organización y los de sus vecinos. En ocasiones, les han confiscado todos los artículos y detenidos los opositores que las animaban.

Un vecino del poblado El Cristo pide mayor apoyo para UNPACU. “Porque cualquier grupo o facción que busque la libertad y el derecho de cualquier hombre es lo que representa el bien común para este país y cualquier nación”.

José Daniel ferrer, declaraciones 6to aniversario UNPACU :

 

/Martí Noticias/.

twitasounpacu