Diario de Cuba y Cubanet.

Diario de Cuba-13 de agosto de 2017- El reo Ángel Manuel Cabrera, de 21 años de edad, murió en la prisión de La Habana conocida como 1580, por una crisis de asma que no fue atendida por las autoridades médicas y carcelarias, denunció la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU).

El activista Julio Ortiz Argudín informó sobre el fallecimiento del joven, en un audio compartido por la UNPACU en su canal de YouTube. Ortiz Argudín realizó una llamada desde “el destacamento número siete del mencionado centro penitenciario”.

Según el activista, Cabrera, que pertenecía al destacamento número 13, murió “por falta de auxilio”.

“Durante el día del pasado sábado 5 de agosto tuvo varias crisis de asma por lo cual tuvo que ir al puesto médico. La enfermera Mercedes y la doctora jefa del puesto médico, Yuley Vampín Leyva, lo enviaron de vuelta, en vez de dejarlo en observación, ante su padecimiento de asma crónico”, precisó.

Lo enviaron para el destacamento para que “se las arreglara como pudiera como hacen con la mayoría de los casos”, denunció.

“En el horario de la madrugada el recluso estaba en crisis y se estaba ahogando”, por lo que sus compañeros “llamaron a los guardias para llevarlo otra vez al puesto médico”. Primero “los guardias no venían porque no les daba la gana” o porque “no estaban en su puesto de trabajo”, señaló Ortiz Argudín.

“A tanta insistencia de los reclusos, que daban gritos y golpes a las puertas, vinieron y dijeron que él no tenía nada. Los presos tuvieron que formar una buena protesta para que lo sacaran”, añadió.

Según el activista de UNPACU que cumple condena en la misma cárcel, “cuando finalmente lo trasladaron al puesto médico, de allí no salió, falleció por falta de humanidad, tanto de los médicos que se negaron a dejarlo en observación, como de los guardias que se negaron a trasladarlo más tarde”.

“A estos guardias, represivos y que tienen malas formas, los llaman los Picapiedras, dan severas golpizas a los presos. El jefe de este grupo se nombra Sabinne, alias ‘El Efí’, un apodo que le han dado porque además de sus rasgos de guapo tiene aspiraciones de ser abakuá”, concluyó.

 

Muere reo en prisión cubana por falta de atención médica.
Por Enrique Díaz Rodríguez
Cubanet
10 de agosto de 2017
 

Un ataque de asma no atendido debidamente acabó con su vida

LA HABANA, Cuba.- El pasado sábado 5 de agosto falleció por una crisis de asma, agudizada por un tardío y deficiente tratamiento médico, el recluso de 21 años Ángel Manuel Cabrera, quien se encontraba confinado en el destacamento número 13 de la prisión 1580, de La Habana.

La información fue suministrada por Julio Ortiz Argudín, activista perteneciente al Consejo de Relatores de derechos Humanos de Cuba, que se encuentra recluido en el referido penal, ubicado en el municipio capitalino de San Miguel del Padrón.

Ortiz señala que el citado día 5, Ángel Manuel había atravesado por varias crisis de asma y, tras ser conducido hacia el puesto médico, fue retornado al destacamento por orden de la doctora en jefe, Yunei Banbín Leiva, y una enfermera nombrada Mercedes, sin que mediara tiempo de observación alguno.

Agrega que en el horario de la madrugada, presuntamente del día 6 de agosto, Ángel Manuel sufrió otra severa crisis de asma y, solo tras múltiples reclamos, sus compañeros lograron que los guardias trasladen a Ángel Manuel hacia el puesto médico.

“Al llegar este reo al puesto médico, de allí no salió. Ya no había nada que hacer. Falleció este joven por falta de humanidad tanto de los médicos como de los guardias que se negaron a llevarlo la última vez”, concluye.