Por Kata Mojena
UNPACU
2 de Mayo de 2017.resumen-mes-abril-2017-2Geordanis Muños Guerrero preso político: Fue trasladado el 8 de abril desde la prisión Mar Verde a Boniato, la prisión de máxima severidad de la isla. Los día 15 y 21 fue brutalmente golpeado por el llamado consejo de presos (un grupo de presos que están al frente de un destacamento determinado, generalmente los de más alta condena y los más violentos) Ambas fueron ordenadas por la policía política, al frente el agente de la policía política Adriel Aitié y el mayor Alexeis Bell Fernández. Geordanis Munoz fue condenado a 1 año y medio de privación de libertad por imago de multas arbitrarias y ha sido cambiado 3 veces de prisión, en cada una ha sido fuertemente golpeado.

 

Lisandra Rodríguez Rivera presa política y se encuentra en la prisión provincial de mujeres de Santiago de Cuba. Luego de 100 días en celda de castigo y totalmente incomunicada por negarse a recibir la reeducación castrista, la policía política y la dirección del penal decidió enviarla para un destacamento de máxima severidad y reestablecerle los derechos a visitas familiares, conyugales, llamadas telefónicas etc. Y el 17 de abril luego de realzar una llamada telefónica a la Sede Principal de UNPACU en Santiago de Cuba y conversar con un coordinador le suspendieron nuevamente el derecho a realizar llamadas telefónicas, a recibir visitas familiares y la llamada jaba de alimentos, que familiares llevan a los reclusos debido a la pésima calidad y cantidad de alimentos que dan en las prisiones cubanas.  Lisandra fue condenada a 2 años de prisión por el falso delito de atentado.

 

Reinier Rodríguez Mendoza preso político y paciente de VIH, se encuentra en prisión San José de las Lajas y mantuvo una huelga de hambre de 7 días en reclamo a que se le diera asistencia médica debido a una Hepatitis C que presenta. Se encuentra en un destacamento de máxima severidad junto a presos con condenas de más de 30 años, dígase asesinos y violadores. Reinier Rodríguez está en prisión preventiva desde el de julio de 2016 en espera de juicio, acusado de un falso delito de desorden público, es su segunda prisión por motivos políticos como miembro de UNPACU.

 

Carlos Amaury Calderin Roca preso político se encontraba en la prisión Campamento 16 en San Miguel del Padrón y realizó una protesta pacífica en reclamo a la pésima alimentación, a la falta de agua potable y a las pésimas condiciones en general y en represalia fue trasladado hacia otro penal que tiene por nombre Escuela de la Policía en Guanabacoa, donde sostuvo un ayuno de 5 días. Carlos Calderín fue condenado a 3 años de prisión por falso desacato y por supuestamente atentar contra el patriotismo de Cuba.

 
Jackeline Heredia Morales presa política y paciente de VIH: El miércoles 19 de abril realizó una llamada telefónica donde denunció que el penal de la prisión San José donde ella se encuentra se niega a operarla del brazo derecho donde tiene una varilla fuera de lugar. Ella pide ser intervenida con anestesia local o que esté un familiar presente si es con anestesia general, y la dirección de la prisión se niega rotundamente. Ella teme mucho estar dormida en la operación. Lo último que se supo de ella fue que sufrió un desmayo y fue trasladada, pero no se sabe su situación actual ni donde está. Jackeline está desde el 4 de abril en espera de una juicio por falsos delitos de desacato, daños y atentado.

 
Los presos disidentes Alexis Blanco Marcellí y Modesto García Rodríguez son acosados y reprimidos por realizar denuncias vía telefónicas a la UNPACU, de las paupérrimas condiciones de la prisión.

 

David Pérez Navarro preso disidente: Realizó una llamada telefónica a la oficina de Ramiro Valdés para denunciar la falta de higiene en la prisión. Le dijeron que recibiría respuesta en 15 días y como represalia el teniente coronel Juan Ramón Castillo Sánchez lo envió a celda de castigo. El preso político Warley Pérez Cruz y el preso disidente Osvaldo Rodríguez Acosta, llamaron a la sede de UNPACU en Santiago de Cuba el 28 abril a constatar los hechos. Se encuentran en la prisión Wanajay, Artemisa.
 
 

Kata Mojena
UNPACU
2 de Mayo de 2017.