Cuba, el único país de América Latina sin el internet libre

The New Herald - El Nuevo Herald

Cuba continúa siendo el único país de América Latina calificado como “no libre” en cuanto al acceso a Internet, según el informe “Freedom on the Net 2014”. Se trata del quinto estudio anual sobre la libertad en internet en el mundo, que analiza el caso de 65 países entre mayo del 2013 y mayo del 2014.

El informe, presentado este jueves, concluye que la libertad de internet en el mundo se ha reducido por cuarto año consecutivo, con 36 de 65 países analizados en el estudio que han experimentado una trayectoria negativa durante el período.

Si bien antes los gobiernos optaban por un control de internet disimulado, los países han adoptado rápidamente nuevas leyes que legitiman la represión y criminalizan la disidencia digital, señala la organización.

Guillermo Fariñas

El último año también se registró un aumento de la presión gubernamental sobre las webs de noticias independientes, además de incrementar el número de detenidos o perseguidos por sus actividades digitales.

Un total de 41 países aprobaron o propusieron leyes para penalizar formas legítimas de expresión online, para incrementar los poderes del gobierno para controlar el contenido, o ampliar las capacidades de vigilancia.

Asimismo, el informe denuncia que docenas de periodistas ciudadanos fueron atacados mientras reportaban sobe el conflicto de Siria y en protestas antigubernamentales en Egipto, Turquía y Ucrania. Otros gobiernos reforzaron la regulación de licencias para plataformas web.

Freedom House identifica en su informe tres amenazas emergentes que ponen los derechos de los usuarios de internet en un peligro creciente.

Los requerimientos de localización de información (por los que las compañías privadas tienen que mantener centros de almacenaje de información en un país determinado) se están multiplicando, debido en parte por las revelaciones sobre la NSA. Esto incitó a más gobiernos a obligar a compañías de internet a cumpliar con sus normas.

Los derechos de las mujeres y la comunidad LGBT también se han visto afecatdos por las amenazas y el abuso digital, desencadenando autocensura que inhibe la participación de estos colectivos en la cultura online.

La ciberseguridad se deteriora también a medida de que los críticos con los gobiernos y organizaciones de derechos humanos están sujetos a un incremento de ataques de malware personalizados y sofisticados, documentados en 32 de los 65 países examinados.

Fuente: El Nuevo Herald

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.