Dictadura cubana traslada sus fuerzas represoras hacia Venezuela

Yusmila Reina Ferrera, periodista independiente

Yusmila Reyna Ferrera, periodista independiente

La presencia de agentes de la llamada seguridad del Estado cubano en Venezuela resulta una vergüenza para Cuba, no solo porque representa una real injerencia de la dictadura de nuestro país en los asuntos internos de un país sino por su marcada intención de trasladar sus funciones represivas hacia la población y disidentes, tarea fundamental que desempeñan en la Isla, ahora para con la oposición venezolana.

Los móviles de esta decisión de infiltrar agentes entre el pueblo para vigilar a todos y delatarlos, para reprimirlos. Para orientar, dirigir a Maduro y sus seguidores de cómo mantener maniatados, amenazados y aterrorizados a los protestantes son hartos conocidos, el gobierno cubano solo vela por sus intereses de seguir viviendo de las posibilidades económicas que brinda Venezuela para que su dictadura siga con vida. A los dictadores cubanos no les interesa el pueblo ni la tranquilidad de Venezuela, solo obran calculadoramente.

Las denuncias de la oposición venezolana y su petición en las calles de que se vayan los cubanos es justa y van dirigidas esencialmente hacia esos infiltrados y hacia aquellos misioneros de la salud, el deporte y otros que realizan no su labor humanitaria sino política populista, enviados por la dictadura cubana. Realidad que Telesur oculta y tergiversa para insistir en actitudes inhumanas y poco solidarias de la oposición, mostrando una vez más su postura parcializada con el gobierno de Nicolás Maduro.

Confiamos en que la oposición venezolana no deje que los objetivos de los infiltrados cubanos se cumplan, pues tampoco en Cuba sus métodos de terror le vienen funcionando en su totalidad, pues cada vez son mayores las protestas públicas del pueblo y de los luchadores prodemocráticos, condenando las injusticias y exigiendo sus derechos.

Desde estas páginas censuramos esta actitud denigrante una vez más del Castrismo por ir en contra de los derechos y libertades fundamentales de los ciudadanos y de una política exterior de respeto y de paz.

La situación actual en el país hermano era de esperar por los pensadores liberales, demócratas cubanos, ya que hace tiempo mirábamos con preocupación cómo desde la instauración de Hugo Chávez en el poder y actualmente con Nicolás Maduro, Venezuela poco a poco iba cayendo en una dictadura y por tanto en la desaparición de su sistema sociopolítico y económico democrático, con la consecuente escasez de alimentos y demás productos básicos, el monopolio de los medios de comunicación, la persecución de los demócratas y el empobrecimiento en general del país, cosa que ya experimentamos y vivimos actualmente en Cuba, y por lo que jocosamente muchos cubanos opinan ” esa película ya yo la vi, esa historia yo la conozco” .

Por suerte existen en nuestra isla muchos que apoyan a los manifestantes en la calles y que ven en ellos el camino que deben seguir, mientras que desde una mirada a la actitud del gobierno cubano se puede discernir, que de lo que de pase en el futuro de Venezuela en ello le va la vida a su dictadura.

Independientemente del desenlace de los acontecimientos venezolanos actuales, pienso que cada cierto tiempo resurgirán, pues Maduro ha demostrado su falta de efectividad e inteligencia, además de voluntad para encauzar el país hacia la prosperidad y garantías ciudadanas de todo tipo, por suerte se aprecia que en muchos venezolanos no han podido desaparecer el ímpetu de defender la libertad y la democracia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.