A unos si, a otros no

JDFerrer-barrotes

-De la serie de escritos de José Daniel Ferrer de cuando cumplía prisión en Las Tunas-

Según el Periódico “Granma”, “visiblemente emocionada”, la presidenta de Argentina, explicó que puedo charlar y departir con Fidel Castro, a quien dice, vio muy bien. ¿Llevaría consigo la bata de médico y el estetoscopio que le obsequiaron en la Escuela Latinoamericana de Medicina?

Seis años antes de que naciera la actual mandataria de la nación austral, la entonces Primera Dama, Eva Duarte de Perón, fue recibida en Madrid por el dictador Francisco Franco. ¿Recordaran lo más longevos si Evita terminó visiblemente emocionada?

Dice la de Kirchner, que su encuentro con el vetusto dictador cerró con broche de oro su visita a Cuba. ¡No sabía que se había devaluado tanto…! ¡Me refiero, al precioso mental!

Si la Señora Cristiana Fernández no miente y no creo que por el hecho de fotografiarse tan pegadita a Chávez y a Raúl en Salvador de Bahía, Brasil, se haya contagiado de ese censurable mal, la ausencia de las reflexiones el octogenario déspota, no se debía a agravamiento de su ya deteriorada salud.

Y me pregunto ¿Por qué entonces, además de no reflexionar durante varias semanas, no recibió a Martín Torrijos ni a Rafael Correa?

El panameño le condecoró con la orden que lleva el nombre de su padre, le regaló varios elogios, ¡y no fue recibido! ¿Será que por tener un tratado de Libre Comercio con los “despilfarradores y consumistas” del norte, no es merecedor de tan alto honor?

El Ecuatoriano se deshizo en alabanzas – Decía Martí que “la alabanza excesiva repugna con razón al ánimo viril” -, y el abuelito del socialismo del siglo XXI tampoco le recibió. Su mayor premio consistió en aparecer durante cinco días consecutivos, en la primera plana del órgano oficial del partido único.

¿Sería porque todavía no se ha afiliado al ALBA, o porque el producto interno bruto de Ecuador es muchísimo menor que el de Argentina?

Ni a Torrijos ni a Correa les obsequió con una de sus “geniales” reflexiones. ¡A Cristina sí! ¿Sería porque es una dama, o porque Argentina produce muchos alimentos y productos industriales con tecnología avanzada?

¿Se interesarían estos distinguidos visitantes por la situación de los derechos humanos en nuestro país? ¿Se habrán dado cuenta de que en Cuba hay menos libertad bajo el régimen Castrista, que en sus países cuando estuvieron bajo dictaduras militares? Lo dudo. Y que me disculpen si soy injusto con ellos. Si así fuese _ cosa que no creo _ la culpa no sería mía, sino del régimen totalitario que vinieron a alabar, que nos encarceló, precisamente, por querer para nuestra patria un verdadero sistema democrático, como el que les permitió a ellos, llegar a la presidencia de sus respectivos países _ y que solo nos permite leer su nebuloso órgano oficial.

¿Quiénes continuaràn el desfile? ¿Les recibirá el tirano? ¿Asumirán similar postura a los que ya pasaron?

Si asì lo hacen, pondrìan de manifiesto lo poco que en verdad aprecian los derechos humanos, y hasta su propia imagen?

Josè Daniel Ferrer García

Prisión Provincial de las Tunas

22/01/2009

2 thoughts on “A unos si, a otros no

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.