Breves historias 3

UNPACU (Unión Patriótica de Cuba)

Dos del sábado 23 de de agosto.

I
Encontrar papel blanco en Cuba puede ser tarea muy difícil. ¿Qué no es difícil en nuestra patria oprimida? Hoy, después de tres días de búsqueda infructuosa, le pedí al activista Vladimir que fuese a ver a Yunior, pues este me había dicho, dos meses atrás, que sabía donde vendían el paquete de 500 hojas de papel bond multiusos a 80 CUP.
Salió Vladimir a cumplir la tarea y regresó perplejo, con muy mala forma Yunior le dijo:
Si quieren comprar papel vayan a ver a Aleida y Roberto, ellos saben donde venden. Conmigo que nadie cuente, no quiero saber de ninguno.
¿Por qué este infantil y hostil comportamiento de Yunior?
Yunior y Aleida tuvieron una relación sentimental, Aleida decidió ponerle fin y él quedó muy afectado. Ella luego inició una nueva relación, con Roberto. Yunior, joven de corto raciocinio, como muchos, dio oídos a los comentarios que en tales casos propaga la policía política de la dictadura castrista y como nunca sintió verdadero amor por la causa a favor de la libertad de Cuba, se apartó y nos mira como enemigos.
La policía política se encargó de difundir el chisme de que todos se reían de Yunior por el ¨papelazo¨ que según ellos había hecho. Algunos han intentado razonar con él, pero no quiere entender ni mucho menos reconocer su error. Rubén, otro activista, solo dice:
¡Yo lo dije! Yunior era opositor porque estaba perdidamente enamorado de Aleida, Aleida lo dejó y ya no le importa seguir siendo esclavo.
Estas cosas pasan dondequiera. Acá, organización opositora que no esté al tanto de los más mínimos detalles que afecten las vidas de sus miembros, poco pueden aportar a la democratización de Cuba. O velamos por todo y combatimos todo lo que dañe o terminamos paralizados o controlados por la inteligencia de la dictadura.
Aun continuamos buscando papel blanco.

II
De que Guillermo Espinosa Rodriguez es un tonto y miserable agente de la dictadura castrista no cabe la menor duda, aun cuando un periodista independiente le calificó una vez de héroe por una acción planificada por la policía política y otros desde el exilio le nombraron líder de una organización a nivel de provincia.
Hoy supe que el CEEDPA que dirige el Lic. Ernesto Vera Rodríguez expulsó ayer a Espinosa de sus filas. Quien mejor que Vera para saber quién es en realidad este torpe pero dañino chivato. Vera trabajó cuatro años, bajo presión, para la policía política con el seudónimo de Jorge y durante este tiempo pudo conocer los burdos métodos de la dictadura para fabricar agentes a su servicio con la intención de obstaculizar la labor prodemocrática de la oposición pacífica.
Hace más de un año cuatro decenas de voces acusadoras acorralaron a Espinosa en Palmarito de Cauto y en una mala actuación pidió disculpas afirmando que todo lo malo que había hecho se debía a que se había dejado arrastrar por Ernesto Vera. Que desde ese momento se comprometía a romper con Vera y trabajar con amor por la libertad. La mayoría se sintió enternecida y estuvo de acuerdo con darle una oportunidad al cínico traidor. No había acabado de regresar a Santiago de Cuba y ya estaba de nuevo junto al entonces agente Jorge de la policía política cumpliendo con las nuevas órdenes recibidas.
Por estos días Espinosa clava sus envenenadas espinas sobre desinformados integrantes de otra organización en crisis por su incapacidad para contrarrestar el infame trabajo de los cuerpos represivos. Y ya no sabemos si alertar o no, pues malos y hasta regulares, terminan acusándonos de inmiscuirnos en los asuntos de otros, ¡por querer hacer el bien!
Hay quienes dicen que no les importan los infiltrados. Si no son útiles al enemigo ¿por qué fabrican tantos y hasta les premian muy bien materialmente? ¿Por qué las organizaciones donde no se combaten debidamente ni crecen ni logran avanzar entre la población o no se mantienen activas mucho tiempo?
Guillermo Espinosa, con todo lo torpe que es, ha beneficiado mucho a la dictadura, porque entre los nuestros tenemos muchos ingenuos y tontos también. Imagínense que figuras de la oposición que tenían muy buenas relaciones con Ernesto Vera, cuando este trataba de causarnos muchos problemas, ahora que rompió con el enemigo y hace lo correcto, le gritan traidor.
Como decía ese gran humorista que fue Leopoldo Fernández: ¨Este perro mundo no lo entiendo yo¨. Pero nos esforzamos, al menos, para entenderlo un poco, que los hay que ni eso hacen.
UNPACU.ORIENTE.

1 thought on “Breves historias 3

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.