Denuncian en Cuba un récord de detenciones de opositores

la-nacion-com

En lo que va del año el régimen arrestó a 3821 disidentes, más del doble que en el mismo cuatrimestre de 2013

LA HABANA.- En los últimos meses, el régimen de Raúl Castro anunció una serie de alentadoras reformas para aumentar la productividad de la isla. Los cambios, sin embargo, se limitan a la economía; en materia de derechos humanos , los avances no existieron.

Así se desprende del informe sobre represión política en el país de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (Ccdhrn), que ayer denunció un récord de 3821 arrestos temporales de disidentes cubanos en los primeros cuatro meses del año.

damas de blancoLa sorprendente cifra duplica las 1588 detenciones breves reportadas en el mismo período del año pasado y supera el máximo anterior de 2795 para el primer cuatrimestre de 2012, que incluyó 1158 detenciones cuando el papa Benedicto XVI visitó Cuba.

“Esta gente entró en su año 56 gobernando, y gobernando mal, así que es natural que el descontento se incremente día a día”, dijo el disidente Elizardo Sánchez, que lidera la comisión.

“Lo que sí me sorprende, en cambio, es que esto está pasando en un momento en que el gobierno está tratando de acercarse a la Unión Europea (UE). Están presentándose con un rostro realmente inaceptable”, agregó Sánchez por teléfono, desde La Habana.

Funcionarios cubanos y de la Unión Europea (UE) comenzaron el 29 de abril conversaciones para mejorar sus relaciones políticas y económicas. Y, si bien muchas naciones europeas mantienen buenas relaciones bilaterales con La Habana, la “posición común” de la UE ata sus políticas al expediente de derechos humanos de Cuba.

Sánchez alertó, por otro lado, que mientras que el descontento y la oposición de los cubanos al gobierno continúan en aumento, éstos no tienen “articulación” debido a la capacidad del gobierno para reprimir a sus críticos.

“Si bien la cifra de arrestos es muy alta, no refleja el creciente nivel de descontento popular debido a que cualquier protesta individual o colectiva constituye un delito perseguible policial o penalmente”, explicó.

Agentes de la policía y la seguridad del Estado de Cuba usan lo que la Ccdhrn llama “detenciones a corto plazo por motivos políticos” para hostigar e intimidar a los oponentes del gobierno e impedir reuniones o marchas callejeras. El modus operandi consiste en detener a los dirigentes opositores durante varias horas en las comisarías, o bien llevarlos a localidades remotas y liberarlos ahí.

Según explicó Sánchez, cuya organización no es reconocida por el gobierno, las detenciones breves comenzaron en 2004 durante el gobierno de Fidel Castro, con el fin de evitar largas sentencias a prisión como las ocurridas en 2003, que despertaron una ola de protestas internacionales.

En ese entonces, las sentencias de hasta 28 años de prisión en juicios de un día contra 75 disidentes en lo que se conoció como la Primavera Negra de Cuba provocaron un profundo enfriamiento de las relaciones con la UE y otras naciones occidentales.

La Ccdhrn denunció también que en abril se produjeron 90 casos de disidentes agredidos físicamente por agentes policiales o parapoliciales, mientras que 104 opositores fueron hostigados con los denominados “actos de repudio” y otras formas de acoso.

Entre esos casos, la comisión destacó la doble detención de Ángel Moya, ex prisionero del “Grupo de los 75” excarcelado con una licencia extrapenal, que “el 30 de abril fue brutalmente golpeado por oficiales de la policía y sometido por ellos a una acción de estrangulamiento que pudo haberle costado la vida”.
Un récord preocupante

3821 detenciones temporales en cuatro meses

La alarmante cifra duplica los 1588 arrestos breves reportados en el mismo período de 2013 y supera el récord de 2795 en 2012.

Fuente :La Nación com ar

Agencias EFE y AP.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.