EL CAPO MENCIONA AL COCO

serie el capo

Un popular serial colombiano recuerda epopeya librada por un disidente cubano

¿Quién es el dirigente castrista más popular? Abel Prieto. Al desconcierto del interrogado sigue la necesaria explicación. La frase que en su deficiente castellano dicen con más frecuencia los incultos policías de La Habana, cuando de modo arbitrario, irrespetuoso y discriminatorio exigen la documentación a cualquier ciudadano —casi siempre un joven de piel oscura—, es: “A vel, prieto, dame el calné d’identidá”.

El pujo de connotaciones racistas vino a mi memoria al recordar al personaje. De “intelectual orgánico” del castrismo ascendió a presidente de la oficialista UNEAC (Unión de Escritores y Artistas de Cuba) y después a ministro de Cultura; ahora se desempeña como asesor presidencial. Libra en vano una gran batalla contra los productos culturales alternativos a los que va ganando acceso el cubano de a pie.

Esto lo ha exteriorizado en diferentes intervenciones. Resulta evidente que él y sus jefes deploran que el gran público del país, salvo para ver telenovelas brasileñas o colombianas, haga caso omiso de los potajes didácticos o propagandísticos escogidos y sazonados en el Departamento Ideológico del Comité Central, que transmiten la televisión y la radio.

serie el capoGracias al empleo de discos y memorias-flash, las familias cubanas, al módico precio de unos cinco pesos, acceden a películas que no han recibido el visto bueno de los jerarcas de la cultura, o a seriales de gran interés que éstos han prohibido por uno u otro motivo, tales como “El capo”, “La viuda negra” o “La vida de Pablo Escobar”.

Son horas de programación que escapan al escrutinio de los censores oficialistas, lo que concita la irritación extrema de éstos. Los dinámicos activistas de la UNPACU (Unión Patriótica de Cuba, la organización opositora más extendida y nutrida del país) han sabido aprovechar esta situación. Difunden los materiales gratis, y a los filmes y culebrones agregan pequeños documentales sobre la actividad de la disidencia.

Uno de éstos fue elaborado recientemente por el fundador de la combativa entidad —el preso político, ahora en licencia extrapenal, José Daniel Ferrer García— con motivo de la mención que se hace al actual portavoz de la organización —el licenciado Guillermo (Coco) Fariñas— en el serial alternativo que con toda seguridad es hoy el más popular de Cuba: el ya mencionado material colombiano “El capo”.

Se trata de un culebrón que versa sobre la vida de un personaje de ficción: el supuesto jefe de un cártel de la droga. Como suele suceder, el público centra su interés en el cuadro de actores, que encabeza Marlon Moreno como intérprete del padrino mafioso. Pero más justo sería tener también muy presentes al director y a otros técnicos que han contribuido de manera determinante a lograr la alta calidad del producto final.

Mención especial merece el guionista Gustavo Bolívar, escritor de indudable talento, cuyo excelente trabajo ha sido determinante en la gran popularidad alcanzada por el serial colombiano. Es a él a quien los disidentes cubanos debemos agradecer el haber hecho mención a uno de los más abnegados de los nuestros: el ya mencionado Coco.

El pasaje en cuestión tiene lugar cuando Pablo León Jaramillo, el ficticio jefe criminal, tiene encerrado a un mafioso ruso, a quien tortura privándolo de alimentos, con el fin de que le revele el paradero de un rival. El martirizado pide comida, a lo que El Capo responde: “Me recordás la historia de este cubano, Guillermo Fariñas, campeón mundial en huelgas de hambre: Veintitrés. Y en la última aguantó ciento treinta y cinco días. Para volver a probar un bocadito de comida se demoró tres semanas”.

José Daniel Ferrer, tan pronto supo de este reciente capítulo de la obra, elaboró con rapidez un documental. En él aparecen el pasaje citado, un fragmento de la entrevista realizada al Coco por la periodista venezolana Patricia Poleo, la filmación del arribo a Miami del líder villaclareño, la ficha de éste en Wikipedia y una explicación de qué es la UNPACU. El acertado título: “La oposición cubana presente en todas partes”.

Debemos saludar el reconocimiento hecho en un popularísimo serial a un episodio heroico de la lucha pacífica que libra la disidencia interna por la democratización del país. También debemos reconocer la generosidad de Ferrer y otros líderes de UNPACU, que colocando la noble causa por encima de cualquier personalismo, divulgan el logro de uno de sus colegas.

La Habana, 15 de mayo de 2014
René Gómez Manzano
Abogado y periodista independiente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.