ILEANA FUENTES: Cuba: inventario de diciembre

The New Herald - El Nuevo Herald

By IleanaFuentes

El sudafricano Nelson Mandela ha acaparado –merecidamente– la noticia este mes, con su anunciada muerte a los 96 años. No sólo se adquiere tal importancia luchando por una causa justa. La causa, además de justa, tiene que ser popular a nivel mundial. Si el mundo no favorece la causa, pueden caer cien árboles en el bosque, que nadie se percatará.

También los cubanos perdimos en diciembre a una gran figura al morir en Madrid a los 93 años la Dra. Martha Frayde, fundadora del Comité Cubano de Derechos Humanos, antigua ortodoxa, luego revolucionaria, embajadora de Cuba a la UNESCO, y por último presa política de Fidel Castro entre 1975 y 1979.

De la muerte de Martha Frayde nos enteramos solamente un puñado de cubanos. Su causa –la democratización y el respeto a los derechos en Cuba– no ha sido nunca una causa popular a nivel mundial. Lo popular en el caso de Cuba ha sido el “papel contestatario del pueblo combatiente” ante el “imperialismo yanqui”; el liderazgo castro-terrorista en el Tercer Mundo; y la mal llamada revolución, devenida en reino del terror. No importa que se haya destruido a todo un país; que se haya fusilado a miles de cubanos, incluyendo al menos a 13 mujeres; que haya más cárceles que hospitales y escuelas. No importa la perpetuación de un dictador durante medio siglo. La “revolución” sigue siendo popular y emulable, sobre todo en Europa Occidental y América Latina. Con muy contadas excepciones, la libertad de los cubanos no es una causa popular en el mundo.

Por eso, cuando policías y turbas arremeten salvajemente contra opositores pacíficos, y el mundo recibe un pantallazo de esos atropellos, hay que celebrar que el régimen revele su malvada cara. Al caerse la fachada, se les ve mejor como lo que son: verdugos de su pueblo. Esa fachada ha ido cayendo gracias a los corresponsales extranjeros; a los pocos teléfonos celulares que los disidentes han convertido en cámaras fotográficas; al ínfimo Twitter y Facebook que ha penetrado el cibercubaespacio por una invisible grieta.

Este diciembre, el régimen hizo despliegue sensacional de sus desmanes e irrespeto total a la dignidad humana. Y lo ha hecho en un mes demasiado señalado: el mes de la Campaña de 16 Días contra la Violencia contra la Mujer, observación mundial que terminó, precisamente, el 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos.

En este 65 Aniversario de la Declaración Universal, en un año en que a Cuba se le sentó como miembro –no como acusado– en la Comisión de los Derechos Humanos en Ginebra, en el momento que muere Mandela, el defensor por excelencia de esos derechos –al menos en su país– y mientras Raúl Castro se pronunciaba durante sus funerales, en la Isla su gobierno estaba dando leña, patadas, golpes, gases lacrimógenos, actos de repudio, y arrestos de un lado al otro de la geografía. Se calcula que más de 300 activistas fueron arrestados y golpeados en menos de 24 horas, entre ellos:

• Las corresponsales Magaly Norvis Otero y Tamara Rodríguez de Hablemos Press, en La Habana; en el municipio Güines, provincia Mayabeque, la policía política impidió violentamente que la corresponsal Odalys Pérez Valdés saliera de su vivienda para viajar a La Habana. Otros arrestos de mujeres activistas sucedieron en Sancti Spíritus, Guantánamo y Holguín.

• Un corresponsal de Hablemos Press en la sede de Estado de Sats en Miramar –donde residen Antonio Rodiles y su esposa Airel González – informó que fueron objeto de actos de repudio y violentas detenciones las blogueras Lía Villares y Regina Coyula; la artista Kizzy Macías del grupo Omni Zona Franca y otros músicos y artistas. La activista argentina Valentina Aragona, solidaria con Estado de SATS, fue detenida y luego deportada.

• Berta Soler, presidenta de las Damas de Blanco y otras 80 Damas fueron arrestadas y golpeadas en La Habana. Se reportó el arresto de decenas de activistas, opositoras y periodistas independientes en las provincias de Pinar del Río, Matanzas, Santa Clara, Cienfuegos, Camagüey, Holguín y Santiago de Cuba. En el municipio Velasco, Holguín, las turbas vandalizaron la vivienda de Damaris García, donde estaban reunidos 31 opositores del Frente Nacional de Resistencia “Orlando Zapata Tamayo” que fueron golpeados. La Dama de Blanco Arlenys Pérez, de Santiago de Cuba, tuvo que ser operada de urgencia por los golpes en el plexo, y trasladada a cuidados intensivos. En casa de Maibelis Orides Perdomo, 23 Damas de Blanco fueron detenidas; en la de Solange de la Caridad Claramunt, en Santiago de Cuba, otras treinta.

• Yanisbel Valido Pérez, delegada provincial del CID (Cuba Independiente y Democrática) en Santa Clara, fue arrestada con sus hijos de 9 y 10 años. A la presidenta nacional del CID, Zuleidy Pérez Velázquez, le fue sitiada su casa, y ha sido citada a la estación de la policía nacional.

• Mercedes Domínguez de UNPACU –una de 130 opositores detenidos en Contramaestre– terminó en el hospital con 15 puntos en la mano derecha y otras lesiones. UNPACU reportó arrestos y golpizas en Holguín, Guantánamo, Granma, Pinar del Río, Matanzas y Villa Clara.

Inventario feminista de diciembre: violencia gubernamental contra la mujer, en la Cuba de Raúl Castro, de Fidel…. ¡de Mariela! ¡La indignación toca ahora!

© Ileana Fuentes | El nuevo Herald

Share:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.