La dictadura castrista tiene un plan para acabar silenciosamente con la oposición.

UNPACU (Unión Patriótica de Cuba)

Desde hace aproximadamente tres meses agentes de la policía política vienen diciendo a miembros de la UNPACU en la provincia Santiago de Cuba que en diciembre acabarían con la oposición. Durante las detenciones arbitrarias, generalmente violentas, oficiales de los órganos represivos, muy irritados, dicen a nuestros activistas que ya tenían todo listo, que la ¨contrarrevolución¨ la acabaría a finales de año.

A medida que se acerca la fecha por los represores mencionada han venido incrementando las agresiones físicas y los atentados contra líderes de la oposición prodemocrática cubana. También van en aumento las calumnias contra líderes de las organizaciones más activas y fuertes de la disidencia interna: han creado cuentas en Twitter, Facebook y You Tube, han abierto blogs, han creado falsos perfiles y pirateado sitios de la oposición, los de FANTU-UNPACU, para atacar y desprestigiar a quienes más le molestan. También buscan dividirnos, enemistarnos.

Como parte de estos planes para atentar contra los líderes de UNPACU, el pasado jueves un activista a quien ya teníamos identificado como agente de la policía política en Santiago de Cuba nombrado Ernesto Jiménez Rodríguez, agredió a Carlos Oliva Rivery, coordinador de la Célula José María Heredia, de UNPACU. Gracias a la rápida intervención de otros activistas se pudo evitar males mayores. Luego este provocador intentó agredirnos con las bolas de metal que llevó para agredir a Oliva, a Yriade Hernández, Ovidio Martín y a quien suscribe. Avisados ya, le neutralizamos nuevamente y le sacamos de nuestra sede en el Reparto Altamira. Un equipo de aproximadamente 10 chivatos que se reúnen en torno a Aurora Sancho y Alberto Martínez, este último esposo de la muy conocida agente Denia Fernández, anda profiriendo amenazas y haciendo rodar comentarios de golpizas nocturnas contra destacados miembros de la UNPACU.

Ayer ocurrió en Santa Clara un intento de asesinato contra nuestro Portavoz Guillermo Fariñas, cinco activistas resultaron heridos, una de ellos de gravedad. También en Santa Clara recientemente un activista muy cercano a Damaris Moya confesó trabajar para la policía política y que le habían ordenado atentar contra esta valiente villaclareña. La UNPACU ha publicado varios testimonios de personas a quienes la policía política les ha encomendado atentar contra líderes de nuestra organización.

La UNPACU alerta sobre una posible escalada de este tipo de atentados contra líderes de la oposición pacífica prodemocrática.

Share:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.