La llegada de un bebe, ¿gusto o disgusto?

UNPACU (Unión Patriótica de Cuba)

La llegada de un bebe es siempre es una bendición para una familia, esto es así en cualquier parte del mundo, menos en Cuba.

En Cuba la llegada de un bebe es un reto a la imaginación para toda familia, no solamente por los cuidados y atenciones que hay que brindarles a la futura madre en sus inicios y luego al tan querido bebe, sino por todo lo que hay que que inventar para darle a ese bebe.

Si, inventar, inventar porque en estos momentos no se puede contar ni con el módulo que venden por embarazada en las tiendas de MN, modulo este que en estos momentos muchas mujeres ya han dado a luz y aún no lo han podido adquirir, debiendo ser este vendido a las futuras madres a la 26 semanas promedio de gestación.

Este módulo consta de un pequeño conjunto de perfumería y otro pequeño grupo de otros accesorios, como diez metros de tela antiséptica, dos biberones, dos toallas de pésima calidad, un pullover que en la mayoría de los casos le viene sirviendo al bebe cuando tiene más o menos uno o dos años, algo que vendría siendo un blúmer o un calzoncillo, aludiendo a la imaginación de la madre y un par de medias que pasa igual que con el pullover.

La mayoría de las cosas siempre se pueden adquirir en las muy conocidas TRD (tiendas recaudadoras de divisas) a precios exuberantes, un biberón acompañado de un accesorio cuando aparece con el costo de 3.00cuc hasta 5.00cuc, los muy conocidos y necesarios paños desellables con el precio de 3.4500cuc hasta más de 8.00cuc en dependencia del tamaño del paquete, todo esto sin contar las toallitas húmedas, las palanganas y todo lo demás necesario para ese querido bebe.

Pero lo que más que me llamó la atención fueron los precios de los coches, en una de las tantas tiendas que entré para corroborar todas estas cosas, se encontraba una pareja que por cierto están esperando un bebe mirando los coches y al toparse con los elevados precios la madre refiere “con ese precio aprende a caminar al mes” y el enfadado padre refirió “estos son autos, con ese precio tiene que andar en el hasta la universidad”.

Con todo lo antes referido la llegada de un bebe en que se ha convertido, ¿en un gusto o un disgusto?.

Lisandra Robert.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.