No se puede mentir a todo el mundo todo el tiempo, por Chely

UNPACU (Unión Patriótica de Cuba)

Artículo de Chely, UNPACU, La Habana.

No se puede mentir a todo el mundo todo el tiempo; y los cubanos ya no nos creemos las mentiras continuadas del régimen. Régimen que como el ladrón que grita “al ladrón” para pasar desapercibido mientras huye, distrae de la realidad momentáneamente, más, al pensar con calma y sin prisas, la inmensa mayoría reconoce la realidad muy ajena a los cuentos de la dictadura.

Entre las mentiras que repiten a diario, se encuentra la gratuidad de servicios tales como salud y educación. A diario el alud de propaganda echando en cara a los cubanos esas supuestas gratuidades, nos asalta con irrespeto, llevando implícitamente el mensaje de que debemos ser agradecidos, y que en pago por no tener libertad, recibimos una vida de regalados, de sibaritas y opulentos ciudadanos.

Precios de la atención médica en Cuba
Ejemplos de precios de la atención médica en Cuba

La desfachatez es tal, que han llegado a querer imponer impuestos; impuestos que ya existen, aunque no se percate una mayoría; es la llamada seguridad social, que en teoría debiera bastar para cubrir las “gratuidades” cacareadas, pero con un país en la debacle económica, como muchos otros mecanismos, no cumple sus funciones. Si hace años era el 10% del salario, que se descuenta automáticamente, de ahí que pase sin conocerse por la mayoría; ahora según conocidos que trabajan en la sección económica de las empresas esta supera el 40% que deben pagar por concepto de seguridad social. De lo anterior se desprende con toda lógica, que no es gratis, por el contrario, se pagan y bien pagados esos servicios. Hasta se ha implementado el pago de impuestos a los que tienen negocios propios, los llamados eufemísticamente cuentapropistas.

La salud y la educación, no sólo está pagada por la seguridad social, está largamente pagada por el costo de vivir sin libertad; y esto último debiera servir para escarmentar por cabeza ajena, para decir a estos gobernantes que se aferran a la silla presidencial en menoscabo del pueblo, gracias pero no; porque la libertad es el mejor negocio que puede tener un pueblo, con ella se tiene el resto, aun cuando no sea lo ideal, es mejorable; pero sin libertad, no se tiene ni lo uno ni lo otro, ni el bienestar ni seguridad.

Ay de quienes crean que algo en este mundo viene de gratis o regalado, es infantil y se paga muy caro el error, bien lo sabemos los cubanos luego de más de 50 años de dictadura.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.