Peor el remedio que la enfermedad

JDFerrer-barrotes

-De la serie de escritos de José Daniel Ferrer de cuando cumplía prisión en Guantánamo-

En la última década del siglo XIX el papa León XIII muy sabiamente alerto, en su Encíclica Rerum Novarum, sobre el peligro que representaba intentar solucionar los males generados por el Capitalismo de la época, con los métodos propuestos por Carlos Marx. Según el Sumo Pontífice: “Sería el remedio peor que la enfermedad”.
Poco antes, ese brillante Pensador y gran humanista que fue nuestro Jose Martí, llamo la atención sobre la nefastas consecuencias que traería un sistema social como el que implantaron luego los Bolcheviques en Rusia:

la miseria publica será, pues con semejante socialismo… palpable y grande. El funcionarismo autocrático abusara de la plebe cansada y trabajadora. Lamentable será y general, la servidumbre.

–Dijo el apóstol de nuestra independencia, quien además sentenció. Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras: el de las lecturas extranjerizadas, confusas e incompletas, y el de la soberbia y la rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados.
La historia posterior se encargó de demostrar la Validez de lo dicho por el sucesor de San Pedro y por el Apóstol de nuestra independencia. Sin embargo, todavía hay quienes se empeñan en negar los hechos y tratan de vender el viejo y podrido producto. No saben a qué jugada recurrir con tal de presentar al totalitarismo marxista, como la fórmula mágica capaz de solucionar las desigualdades y las injusticias del mundo actual.
Los que oprimen a nuestro pueblo, principales enemigos de la libertad en el continente americano celebraron muy ufanos, el 90 Aniversario del triunfo de la madre de la extrema izquierda: La Revolución de Octubre. Estos se autoproclaman “Vanguardia actual de la Revolución Socialista Internacional” y se muestran muy contentos con los éxitos de sus discípulos latinoamericanos que se aprovechan del descontento fruto de políticos equivocados, gobiernos corruptos y también, de la irresponsabilidad y la apatía de muchos ciudadanos, para tener “hombros en que levantarse” en sus afanes autoritarios.
Según los oligarcas cubanos, el comunismo en la desaparecida Unión soviética y en Europa del Este, se desplomó “Por la infidelidad que los sucesores le rindieron al forjador de la Revolución de Octubre. Y aunque no es necesario hacer un recuento histórico de los crímenes y males a que dio lugar la obra de Lenin, para comprender los verdaderos motivos que llevaron a estos pueblos a sacudirse el pesado yugo comunista, creo oportuno citar fragmentos de un artículo del economista Vasili Seliunin, aparecido en un numero de la revista Sputnik, de los que entraron a Cuba antes que esta publicación fuera prohibida por los estalinistas de la mayor de las Antillas, temerosos de los aires de apertura que iban en aumento en el bloque soviético.

Dos semanas después del Triunfo de la Revolución de Octubre los especuladores fueron catalogados entre los enemigos del pueblo y tres meses más tarde se dictó un decreto que prescribía fusilarlos en el lugar sin sumario ni proceso. En aquel periodo cualquier venta de alimentos era calificada de especulación. A los campesinos los obligaban a alimentar gratis al Estado Proletario: les quitaban todos los productos sin pagarles nada, dejándole solo un mínimo para alimentar a su familia y para la futura siembra.

A diferencia de Trotsky, quien veía la causa del mal en la indisciplina general y planificaba superarla con métodos policiales, Lenin comprendió enseguida la inconsistencia de la política económica de coacción. En 1921, por su insistencia, el X Congreso aprobó la resolución de sustituir con un impuesto fijo la Confiscación de todos los excesos de alimentos a los campesinos, lo que aún no significaba autorizar el comercio de víveres.
El impuesto fijo podía dar al país solo la mitad de lo que planeaban requisar al campesinado. Por consiguiente, la otra mitad de los productos necesario para la poblacion urbana podría obtenerse solo mediante el comercio. Dos meses después del mencionado Congreso, en mayo de 1921, la Conferencia del Partido definió la Nueva Política Económica (NPE) del País. El rumbo al fomento de las relaciones monetario-mercantiles, a la economía multisectorial – donde además del Sector Estatal, existía el Privado y el Cooperativo y volvía a triunfar el interés material.

Ya en 1922 la cosecha fue buena… A partir de 1924, la gente se alimentaba mejor, como nunca antes…

A fines de los 20, se concentró un poder ilimitado en menos de Stalin… En 1929, el aparato estatal y partidario acabó con todos los tipos de empresas privadas. A los trabajadores particulares le cortaron los créditos bancarios, lo ahogaron con impuestos, debían pagar las más altas tarifas por el transporte de sus mercancías… El país fue arrasado por una ola de registros. Las autoridades prohibieron vender cereales en el mercado. La colectivización forzosa termino de destruir la agricultura.

En 1929 Stalin prometió que la URSS en tres años se convertiría en uno de los líderes cerealistas del mundo. Pero al cabo de tres años estalló un hambre masiva, que segó millones de vidas. Y solo en 1950 la cosecha de trigo supero el nivel alcanzado durante la NPE. Solo a fine de los 50, la cantidad de ganado se igualó al nivel de 1926, y fue solo gracias a las incipientes haciendas auxiliares particulares.

…Resultó que los éxitos industriales en la época de Stalin y el creciente bienestar del pueblo no son sino un mito nacido de falsificaciones¨.

Bien conocido es, que en los dos aspectos en que el colectivismo alcanza mayor eficiencia, es en la represión y el empobrecimiento de todo cuanto toca.

Estos ególatras, son enemigos de la propiedad privada y de la economía de mercado, no porque sean en realidad, las causantes de las miserias que afectan a millones de personas en el planeta- ambas son vitales generadoras de riquezas. Riquezas que con un marco jurídico apropiado, en lo interno, adecuadas relaciones internacionales, y una mayor concientización sobre el hecho de que en nuestro mundo globalizado, la suerte de ricos y pobres, está más estrechamente ligada de lo que muchos pueden pensar, aunque los últimos, donde quiera carguemos con la peor parte.

El problema de estos señores con la propiedad y el mercado, radica en que controlando la economía, garantizan su dominio sobre la sociedad. No les gusta que hayan muchos propietarios, ni libre competencia. ¡Nada mejor, que ellos, como únicos dueños y como competencia; la emulación socialista!

Cuando su ineficiente sistema llega a un punto crítico, recurren a ciertos métodos capitalistas, para salir de la crisis. Cuando logran aliviar la situación, cierran los limitados espacios que habían permitido. Aman mucho el poder y el dinero, para compartirlos con otros y están dispuestos a todo, con tal de mantener sus privilegios.

El mundo requiere reformas que lo hagan más humano y sostenible; América Latina necesita solucionar serios problemas. Pero, ¡cuidado con los extremos! bien sabemos adónde llevan. Y que nadie olvide, que en Cuba urgen profundas transformaciones que permitan dejar atrás décadas de opresión y miseria impuestas por el regimen totalitario de los hermanos Castro, experto en manipulación y falsificación de datos.

En una rueda de prensa que el fallecido Papa Juan Pablo II concedió durante su viaje a nuestro país, en enero de 1998, un periodista le pregunto, si era posible conciliar la revolución de Cristo y la de Castro. El Obispo de Roma quien destacó en la defensa de los derechos humanos y de paz, respondió: ¨hay que comenzar por la palabra “Revolución ´´ porque se ve que es una palabra muy analógica: puede ser revolución de Cristo, pero puede ser revolución de Castro, y no solamente, también una revolución como la de Lenin. Así, pues, son dos civilizaciones: La Revolución de Cristo quiere decir Revolución del Amor; en cambio la otra es la Revolución del odio, de la venganza, de las víctimas¨.

11 de Noviembre de 2007.

Prisión provincial de Guantánamo

José Daniel Ferrer García.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.