Periodistas independientes cubanos estudian en FIU

The New Herald - El Nuevo Herald

Juan O. Tamayo
jtamayo@elnuevoherald.com

Nueve periodistas independientes de Cuba dicen que las autoridades los han detenido un total de más de 400 veces, generalmente por reportar noticias que el gobierno trata de ocultar a los 11 millones de habitantes de la nación.

Uno dice que él usa ocho impresoras personales para publicar su boletín, pero sólo dos están trabajando en estos momentos porque los cartuchos de tinta son muy caros. Otro dice que él reparte su boletín entre las autoridades del Partido Comunista y el gobierno de su localidad.

El reportero Juan Tamayo, de el Nuevo Herald, conversa con los periodistas independientes en el centro de la sala de redacción. C.M. GUERRERO / el Nuevo Herald
El reportero Juan Tamayo, de el Nuevo Herald, conversa con los periodistas independientes en el centro de la sala de redacción. C.M. GUERRERO / el Nuevo Herald

Ellos son parte de un grupo de 12 periodistas independientes cubanos que están en Miami para tres semanas de entrenamiento en periodismo de multimedia y usar smartphones para añadir fotos y videos de alta calidad a sus reportajes. Los nueve visitaron el Nuevo Herald el miércoles.

Debido a que el gobierno cubano controla todos los medios de difusión masiva, incluyendo los periódicos, la radio y la televisión, periodistas independientes o disidentes trabajan técnicamente de forma ilegal, y son detenidos y acosados con regularidad por agentes de la Seguridad del Estado.

Entre los nueve estaba una dentista y un hombre que estudió leyes, una enfermera y un químico, un ex trabajador de una imprenta e incluso un ex teniente coronel del Ministerio del Interior, el brazo del gobierno a cargo de la seguridad interna.

Ellos publican boletines en papel o memorias digitales como unidades flash USB, o envían sus reportes a websites radicados en el extranjero, donde los habitantes de la isla pueden leerlos. Sus partidarios pueden además enviar los reportes de vuelta a la isla en unidades flash, CDs y DVDs.

Roberto de Jesús Guerra, de 35 años, dijo que él pasó tres años en la cárcel y ha sido detenido más de 180 veces por su trabajo como fundador y director de la agencia noticiosa Hablemos Press en La Habana, la cual se centra en denunciar abusos del gobierno.

La agencia imprime además de 400 a 600 ejemplares de un boletín de entre cuatro y ocho páginas dos veces al mes, y los distribuye por toda La Habana. Tres de sus colaboradores también han pasado tiempo en la cárcel, agregó Guerra, quien dijo que él ordeñaba vacas antes de dedicarse al periodismo.

Raúl Luis Risco Pérez dijo que él trabajó como teniente coronel en el Ministerio del Interior y peleó en Angola antes de unirse al grupo de oposición Alianza Democrática en la provincia de Pinar del Río. El ha sido detenido brevemente alrededor de 200 veces, agregó Risco.

Su boletín se centra más bien al “periodismo social”, dijo, y él lo entrega a funcionarios del Partido Comunista y el gobierno de la provincia para mostrar que él está trabajando de forma abierta.

Otro de los nueve dijo que, aunque es frustrante no tener salida para sus reportes dentro de Cuba, él cree que a veces las autoridades leen y reaccionan con relación a algunos de los temas que él destaca en sus reportes.

“Un gran fantasma” posiblemente leyo un reporte sobre un grupo de casas que estaban siendo construidas en el terreno de una antigua fábrica de pilas de plomo, dijo, y ahora se está evacuando del área a unas 200 personas. El pidió conservar el anonimato por su propia seguridad.

Los 12 periodistas independientes que están en Miami para recibir entrenamiento en instalaciones de la Universidad Internacional de la Florida habían recibido entrenamiento anteriormente con respecto a los estándares internacionales y la ética del periodismo, y tuvieron que aplicar para ser aceptados a la ronda actual de entrenamiento.

El entrenamiento en curso, que debe terminar el viernes, cubre cómo hacer periodismo de multimedia con poco más que un smartphone usado como cámara fotográfica y de video, así como grabadora, conocido además como “periodismo de mochila” o “periodismo móvil”.

Las autoridades cubanas negaron el permiso de salir de Cuba para el entrenamiento a otra persona: Egberto Angel Escobedo Morales, quien pasó 18 años en la cárcel, fue puesto en libertad en el 2010 y ahora dirige la Asociación de Presos y Ex Presos Políticos en La Habana.

Las sesiones de entrenamiento fueron organizadas por el Instituto de Reportajes en la Guerra y en la Paz (Institute for War and Peace Reporting, IWPR), una organización no gubernamental con sede en Washington y Londres, cuyo website afirma que “presta su voz a las personas que están en la primera fila del conflicto, la crisis y el cambio”.

“En medio de la guerra, la dictadura y la transición política, IWPR forja las habilidades y capacidades del periodismo local, refuerza las instituciones locales de prensa e interactúa con la sociedad civil y los gobiernos para asegurar que la información tenga impacto”, agrega.

IWPR recibió una subvención de $600,000 de la Oficina de Democracia, Derechos Humanos y Labor del Departamento de Estado de EEUU para un programa en Cuba titulado “Empoderar la participación de la sociedad civil por medio de apoyar la libertad de expresión”, de acuerdo con el Cuba Money Project (Proyecto de Dinero para Cuba), el cual supervisa las subvenciones estadounidenses a proyectos prodemocráticos en Cuba.

El gobierno de Cuba ha alegado que todos los programas de ese tipo están diseñados para socavar su sistema comunista y tilda a los disidentes de “mercenarios” contratados para atacar la revolución de Castro.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2014/07/31/1810576/periodistas-independientes-cubanos.html

1 thought on “Periodistas independientes cubanos estudian en FIU

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.