Putin o el mal menor

UNPACU (Unión Patriótica de Cuba)

Tras la adquisición del poder nuclear, la humanidad ha tenido escenarios terribles de suspense y próximos al holocausto. La desazón por el desconocimiento de la realidad inmediata y la inminencia de catástrofes son partes del drama vivido en la dirigencia de las potencias nucleares.


Tres días cruciales se vivieron del 19 al 21 de agosto del 1991 en la antigua Unión Soviética durante el intento de golpe de estado contra Mijail Gorbachov. Este último retenido e incomunicado en una dasha por quienes eran partidarios de la línea dura para mantener el status quo totalitario.
Preocupaba quien disponía del ¨botón¨ que disparaba las armas nucleares y siempre flota la interrogante de si en un acto al verse perdidos podía atizar el instrumento definitivo de exterminio. Es la inquietud lógica de las personas comunes al tocar el tema, ¿en manos de quién está el disparador?
De aquellos azarosos momentos salió victorioso Boris Eltsin, capitalizando las simpatías por su oposición decidida al golpe. En el entorno del Eltsin presidente que sobrevino, despuntaba Vladimir Putin, quien hizo carrera en el servicio secreto (KGB).
Su cara infantil contrasta con el rostro adusto que suele mostrar, todo parece indicar que es una actitud para parecer ¨duro¨. El contexto sombrío y terrorífico del KGB, garantiza la viabilidad de personalidades con un gran ego, irascibles y propensas al despotismo. La máscara de democrático le sirvió para adormecer preocupaciones derivadas del triste recuerdo de más de 70 años de dictadura totalitaria de izquierda. Una vez concentrado el poder en sus manos, con triquiñuelas lo sigue manteniendo y Dimitri Medvedev es la marioneta de cuyos hilos tira a voluntad.
Explotando el nacionalismo a ultranza sembrado por años de sovietismo, y el complejo de inferioridad que padecen por siglos de atraso social y político, hacen la suma perfecta para Putin, personaje próximo al Rasputin de la zarina, da salida a sus complejos de inferioridad machacando y triturando el respeto por el derecho ajeno y la democracia. Las alianzas para aislar a Rusia enfrentándola al mundo civilizado y tratando de retomar el triste papel de contraparte malvada y negativa de la antigua URSS en el plano mundial, es su propósito.
Aquello que algunos vieron como un mal menor, podría convertirse en la peor pesadilla del mundo moderno.

Arcelio Rafael Molina Leyva (Chely)

Share:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.