Radamé Boni Hechevarría: el pueblo está al borde del “levantamiento popular en Cuba en contra de la represión”

Radamé es un trabajador pastoral católico no adscrito a activismo político.

Fue fuertemente reprimido el día 9 cuando estaba con decenas de muchachos católicos en un trabajo pastoral de catequesis, por una turba gubernamental que quería lincharlo. Más tarde se demostró que sucedió por error del Minint.

En estos momentos sigue vigilado.

 

El día 9 de febrero la ciudad de Santiago de Cuba fue tomada, literalmente, por las fuerzas del Minint. Desde policía política, miembros de los CDR, partido comunista y otras fuerzas gubernamentales represivas militares y paramilitares, la ciudad estuvo tomada y controlada para impedir la congregación de la disidencia en la Catedral de Santiago de Cuba. El resultado, tal y como informamos, fueron cientos de detenciones y una larga lista de agresiones y barbarie por parte de los organismos represivos estatales.

Entre tanta barbarie y caza de brujas, y dada la pésima organización con la que las turbas gubernamentales salen a las calles, un grupo de paramilitares y turbas decidieron agredir a Radamé Boni Hechevarría, un trabajador pastoral que se encontraba en las oficinas eclesiásticas con un grupo de decenas de muchachos en plena formación religiosa. Las turbas intentaron derribar las puertas de las oficinas y tuvieron que intervenir las autoridades eclesiásticas para detener una locura que comenzó con una simple mirada de uno de los funcionarios represivos.

Nos lo cuenta con todo detalle Radamé. Cuando se le pregunta si cree que estamos ante la posibilidad del inicio de un levantamiento popular, Radamé no duda en explicar por qué cree que si.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.