Señor Dictador (III)

Fotografía de archivo del exprisionero político cubano, José Daniel Ferrer García. EFE

Señor dictador, últimamente me resulta muy difícil leer sus reflexiones. Sus muchachos ya no nos facilitan el “Granma”. Y créame, soy uno de los pocos que aquí, se interesan en su periódico. Cuando no hay perro, se montea con rata. ¿No es así como dice el refrán?
Muchos lo buscan, pero no con la intención de leerlo. Cuando más, se interesan en la página deportiva. Y eso, porque no tenemos la suerte suya, de poder ver, emisoras privadas de televisión Venezolana. Dice usted que escuchó por unas de ellas, un discurso que sonaba hueco y ridículo. ¿No se equivocaría de canal? ¡Posiblemente estaba viendo la Mesa Redonda por uno de sus canales privados!

En sus prisiones, ni podemos soñar con un radiorreceptor. Usted lo tuvo y escuchaba lo que quería durante su corta y bastante cómoda estancia en prisión.

¡Así que le pidió a Chávez que no se inmolara! ¡No era necesario! Señor dictador. Ni él ni usted son de los que se inmolan: Prefieren sacrificar a otros para lograr sus fines.

Evo, Aimara, ahora Daniel Maya y usted Taino, ¡Chávez Caribe! ¿no? ¡Qué cuatro fantásticos caciques! Respetando la jerarquía, por supuesto ¡Usted es, el cacique en jefe! En cualquier momento nos viene, con que es descendiente del mismísimo Hatuey. Aunque me inclino a creer, por su historia, que también tiene sangre caribe. Quizás Hugo y usted, son parientes.

Hace unos 4 500 años atrás se produjo la segunda corriente migratoria hacia las Islas del Caribe, procedente de lo que ahora es Nicaragua, Honduras y Venezuela. Posiblemente Ortega también sea pariente suyo.

Por lo menos comparten su amor por las costumbres aborígenes… nos quieren a todos en bohíos y taparrabos mientras ustedes viven en palacios y consumen las mejores marcas capitalistas.

¡Oiga! Tremendo golpe al ego de su discípulo. No sé por qué Uribe decidió prescindir de sus oficios. Pero entre usted y yo, un mediador parcializado, ¡es peligroso! Para ustedes, “Tirofijo” es el hermano incompetente, pero hermano al fin. Tantos años de terrorismo y no se han hecho del poder en Colombia. ¡Y mire que Usted le ayudo!

Pero ahora concluyo, estamos muy ocupados tratando de promocionar los Derechos Humanos, sin recursos y en medio de condiciones nada fáciles. Usted, con todos los medios en sus manos se niega a hacerlo y en cambio, continúa persiguiendo a quienes lo intentamos.

José Daniel Ferrer Garcia
Prisionero de Conciencia, prisión provincial de Guantánamo.

1 thought on “Señor Dictador (III)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.