Tras un año en prisión, se demuestra la farsa acusatoria contra Wilberto Parada Milan y Roberto Hernández Barrios en un irregular proceso judicial

UNPACU (Unión Patriótica de Cuba)

El tribunal alegó, ante tanto despropósito de los testigos de la Seguridad del Estado, que “había otros testigos”, pero no se presentaron en el Tribunal. Se espera una resolución absolutoria.

La Habana. 4/2/2014. Hoy 4 de febrero se tuvo lugar el juicio contra los activistas Wilberto Parada Milán y Roberto Hernández Barrios, miembros de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), en La Habana.

Wilberto Parada Martín, activista de UNPACU
Wilberto Parada Martín, activista de UNPACU

Parada y Hernández fueron arrestados el 30 de abril del 2013 luego de protagonizar una manifestación espontánea en las cercanías del Capitolio Nacional en La Habana. Desde entonces han permanecido en prisión en la cárcel Valle Grande, ubicada en la periferia del municipio La Lisa en La Habana, acusados por el Departamento de la Seguridad del Estado (DSE) de supuestos delitos de atentado, desacato y resistencia.

A pesar de haber sido comunicado por escrito a los familiares, el acusado y la defensa que el juicio tendría lugar a las 8 de la mañana, se retrasó sin explicación hasta bien entrada la tarde del día 4 en el Tribunal Municipal de Habana Vieja, en un intento de que los opositores y otros allegados tuvieran dificultades en permanecer hasta tan tarde y no poder presenciar el juicio. Éste fue presenciado al menos por Arsenio Rafael Molina Leiva, coordinador de la UNPACU en la ciudad de La Habana, y las esposas de Wilberto, Yudith, y Roberto, Niurka.

La acusación presentó testigos de la Seguridad del Estado, cuyos testimonios fueron desmontados por la defensa en una brillante actuación procesal. Tal fue el caso, que el tribunal alegó que “había otros testigos”, buscando una posible salida a la resolución condenatoria, pero éstos no se presentaron en la vista, lo cual les invalida ante el caso.

Arsenio Rafael Molina Leiva declaró para unpacu.org que la defensa, bien documentada a pesar de cómo se desarrollan los procesos judiciales en Cuba, consiguió demostrar que toda la acusación se basa en una burda farsa de declaraciones de parte que son insostenibles y sin consistencia alguna. Ni uno sólo de los argumentos de la acusación consiguieron demostrarse. A continuación adjuntamos las declaraciones de Arsenio Rafael Molina Leiva acerca del juicio.

Por su parte, Niurka, la esposa de Roberto Hernández Barrios, declaró a unpacu.org cómo la acusación quedó en evidencia y que se demostró la inocencia de su marido, que ha permanecido injustamente en prisión cerca de un año.

Se espera que el tribunal dicte sentencia absolutoria, como no puede ser de otra manera, a favor de estos activistas pacíficos de la Unión Patriótica de Cuba, cuyo delito ha sido exclusivamente ejercer los derechos a la libre expresión y asociación, que en Cuba no son reconocidos por las autoridades.

Share:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.