Unos cómplices, coherentes otros

Jose Daniel Ferrer Garcia, Secretario Ejecutivo de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU)

Cuando leí el Pronunciamiento de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) y de la Asociación “Hermanaos Saiz” (AHS), a los intelectuales y artistas del mundo, del pasado 16 del presente, y vi que no aparecieron los nombres de los autores y firmantes del abyecto documento, pensé: “Inteligente manera de evitar una vergüenza más”. ´´En el futuro sería muy fácil decir´´: Sí, yo era miembro del Secretariado de la UNEAC, o de la Dirección Nacional de la AHS, pero nada tuve que ver con el intento de Justificar un Crimen y encima difamar de la víctima.

Esto pensé, pero vino a mi mente, que allá por el 1896, cuando otro valiente mulato cubano murió luchando por la libertad, unos de los tantos medios favorables al opresor, publico:

“Era valiente, pero no dio nunca prueba de talento militar ni de caballerosidad. En peralejo, única acción que dirigió, no supo sino mandar cargas de caballería contra la infantería, y hecho prisionero en la pasada rebelión sirvió de practico a las columnas españolas dirigiéndolas a los ignorados campamentos rebeldes”.

Todas las dictaduras han tenido sus intelectuales y artistas. Los tuvo Mussolini, Hitler, Stalin… José Martí – no me canso de repetirlo – lo expreso magistralmente: “Todas las tiranías tienen a mano uno de esos cultos, para que piense y escriba, para que justifique, atenúe y disfrace, o muchos de ellos, porque con la literatura suele ir de pareja el apetito del Lujo, y con éste, viene el afán de venderse a quien pueda satisfacerlo…”

Así dijo el Apóstol de nuestra independencia. Yo agrego: También por falta de valor, muchos intelectuales y artistas, han servido, y sirven, a tiranos aborrecibles.

En medio de la repulsa Internacional por los crímenes de la dictadura Castrista, algunos intelectuales y artistas extranjeros – Los mismos de siempre- han vuelto a salir en defensa de los victimarios del pueblo cubano. Esto tampoco resulta extraño. Los hay que mucho valoran sus derechos y libertades, pero nada les importa que otros carezcan de ellos.

Autores de versos, y novelas, que podrían considerarse cantos a la Justicia y a la Libertad, Y actores y actrices, que han encargado al héroe o heroína, en obras teatrales o cinematográficas que denuncian la opresión y la desigualdad, pueden ser los mismos, que en la vida real, idolatren- o finjan idolatrar- a un carismático y cruel dictador.

Dedicarse a trabajos que requieren de manera especial el uso de la inteligencia, no significa necesariamente que se comprenda con claridad la realidad del mundo en que vivimos.

Los hay que de tanto odiar lo que consideran negativo del sistema democrático en que viven, se convierten en fervientes partidarios de regímenes totalitarios. ¡No llego el destacado poeta norteamericano Ezra Pounds, en Plena II Guerra Mundial, a hacer propaganda a favor del Fascismo! Un caso entre tantos.

Ramonet, Frei Betto, Atilio Borón, y demás del grupito, no se dan cuenta- o no quieren-, de que si en vez de vivir en naciones democráticas, vivieran bajo dictaduras que aplicaran los métodos de su amado Fidel Castro, ellos, o se sometían dócilmente, o estuvieran cumpliendo penas de hasta 28 años en condiciones terribles y realizando huelga de hambre en reclamo del mínimo respeto a su dignidad humana.

Es una pena que algunos de ellos hayan experimentado lo que es vivir bajo una dictadura, y no acaban de comprender, que todas son malas, sean de derecha o de izquierda.

Todas pisotean derechos elementales; todas persiguen, encarcelan y eliminan opositores.

Por suerte, muchísimos intelectuales y artistas tienen una visión integral de nuestro mundo y actúan coherentemente. Saben que lo injusto es injusto, más allá de sellos ideológicos, y que la democracia, por imperfecta que pueda ser, aventaja con creces a la más pintada tiranía. Saben que un déspota es un déspota, sea culto o ignorante, resulte simpático o repugnante. Estos – Los coherentes – condenan con firmeza, por sus excesos, al régimen Castrista y a todo aquel que actué arbitrariamente.

 

Jose Daniel Ferrer García
Prisionero de Conciencia, Miembro del Movimiento Cristiano Liberación y Gestor del Proyecto Varela. Prisión Provincial de Las Tunas, 2010

Share:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.