Los agresores y el bumerán

UNPACU (Unión Patriótica de Cuba)

En un trabajo publicado por el ex preso político Egberto Ángel Escobedo Morales llamado En Honor a la verdad en el que según sus palabras pretende poner fin a la controversia entre las Damas de Blanco se hace una franca agresión al Secretario Ejecutivo de la Unión Patriótica de Cuba, José Daniel Ferrer García y al movimiento en su totalidad, así como se enfocan los hechos entre las Damas del Oriente y su relación con Bertha Soler y las Damas de la Capital de forma parcializada, aunque se dice que no es así.

La postura de la Unión Patriótica de Cuba respecto al movimiento de las Damas de Blanco en su totalidad siempre ha sido de admiración, respeto y solidaridad, reconociendo el valor de esas mujeres fundadoras y luego las que se incorporaron, y cómo a fuerza de valentía y enfrentamiento a la represión del Régimen Castrista se ganaron el espacio que por derecho les pertenece como ciudadanas de agruparse según sus intereses en pos de la lucha por la libertad de sus familiares presos políticos y por extensión de todos los cubanos.

La labor de la UNPACU en Santiago de Cuba, respecto a la Delegación Provincial de las Damas no sólo ha consistido en contribuir a su crecimiento y autonomía sino a apoyarlas en la consecución de sus objetivos, destinando activistas e ideas para que pudieran evadir el control policial y llegar al Santuario del Cobre y/o realizar cualquier otro tipo de actividad, exponiéndose nuestros hombres a la represión y a campo traviesa para que ellas salieran airosas. Además de alertarlas siempre para protegerlas de la labor de inteligencia de la policía política, que sin dudas siempre está presente para dañar al movimiento por su crecimiento acelerado y admiración de buena parte de la población santiaguera. Hechos que para nada han implicado el suplantar su dirección y autonomía sino lo contrario, su permanencia y consolidación como movimiento, llamado a estar en la delantera en el Cambio hacia la democracia de nuestra Nación.

Lamentamos el estado en que han llegado las cosas en las Damas de Blanco y estamos dispuestos a seguir apoyando al movimiento, lo que no quiere decir que estemos de acuerdo con el ocultamiento de la verdad, de los errores personales o de grupos. Y claro que nos interesa la unidad en el sentido democrático y no absorbente, falso y mucho menos totalitario sino que implique estrategias, entrega real y sacrificio diario en la lucha por la libertad desde todos los frentes, y aprovechando lo que cada cual sabe y está dispuesto a hacer, aspectos en los que nuestra organización, modestia aparte tiene mucho que mostrar.

Estamos de acuerdo en que el problema del movimiento de las Damas no es una cuestión de recursos, y con argumentos sólidos, porque conocemos muy bien los valores de Belkis Cantillo Ramírez y su entrega durante todo este tiempo a la causa. Coincidiendo igualmente en la importancia de los medios y apoyo de muchos patriotas para nuestra labor, apoyo a nuestros hombres y mujeres valientes para enfrentar la asfixia de la dictadura.

También admiramos y reconocemos el valor de los diferentes representantes de la sociedad civil, que se agrupan en movimientos sociales, políticos o culturales como Manuel Cuesta Morúa, Jorge Luis García Pérez Antúnez, Dagoberto Valdés, Yoani Sánchez, Elizardo Sánchez, y otros; interesados en mantener con ellos un diálogo respetuoso y constructivo que permita acelerar las transformación de nuestro país en un Estado de derecho.

Cuba es lo primero lo reafirmamos también desde UNPACU, con palabras y con hechos en el día a día, en la lucha pacífica en las calles, desde la labor de ayuda a sectores desfavorecidos, desde la ruptura de la censura informativa en beneficio de la población, desde su asesoría jurídica y defensa de sus derechos humanos, desde la capacitación y superación política, económica, cívica de los jóvenes, líderes y demás miembros de nuestra organización, desde la puesta al descubierto de la triste realidad que vive nuestro pueblo bajo la tiranía, y desde otras muchas formas que nos vienen dando cada día más simpatizantes entre la población, que tenemos concretadas en el Manifiesto de la UNPACU como lo que aspiramos para nuestra Patria.

La Unión Patriótica de Cuba siempre estará abierta al diálogo con todo el que de buena voluntad y sinceridad lo haga, incluso lo hemos dicho hasta con nuestros adversarios. Estamos acostumbrados a los ataques y a los intentos de desacreditarnos como movimiento y a nuestros representantes, todo el que conoce nuestra labor debe saber explicarse por qué sucede esto, pero siempre hemos salido fortalecidos y se le ha vuelto a los atacantes el bumerán, pues ha chocado con nuestro prestigio y fuerza como movimiento pacífico que lucha por la Democracia, la Libertad, la Prosperidad y bienestar para Todos los Cubanos.

Jorge Cervantes García y Ovidio Martín Castellanos

1 thought on “Los agresores y el bumerán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.