Más Atención a Represión de la Dictadura Cubana.

UNPACU (Unión Patriótica de Cuba)

 

Yusmila Reyna Ferrera, periodista independiente

+53 53740544

 

Edgar González, de UNPACU, uno de los activistas golpeados en los últimos días por agentes policiales en Santiago de Cuba.

Represión de la Dictadura Cubana 1Represión de la Dictadura Cubana 2Represión de la Dictadura Cubana 3

La atención a la represión del gobierno cubano ocurre en varios sentidos, desde las estrategias que emplea la oposición pacífica de la Isla para saturarla, desafiándola y haciéndola ceder cada día más. En parte por sus mensajes al pueblo y la eficaz información al mundo de cada acto violento en el momento en que ocurre.

Existe atención desde la mirada de algunos medios y países extranjeros que se interesan y reportan con más fuerza e interés los múltiples ataques de la policía política y otros cuerpos represivos no solo hacia la disidencia sino hacia cualquier ciudadano.

Pero esa atención en el sentido de conocer su esencia, móviles y objetivos también se ha reforzado hacia el interior mismo del régimen castrista. En tanto ha optado éste por tener más gastos militares en entrenamiento, movilizaciones y control de todo ciudadano y en particular de monitorear la vida y las comunicaciones de cada opositor en el país.

Dicha atención también se ratifica al dar riendas sueltas, a sus secuaces y a las Brigadas de Respuesta Rápida que aún le quedan, en sus discursos en el 8vo Congreso de los CDR, como última salida a su persistencia de no ceder el poder. Acudiendo al pueblo desmotivado, ofreciendo promesas y resaltando un revolucionarismo que en éste ya no existe para que asuman ¨estrategias¨ contra la oposición, que saben creciente.

La atención a la represión de la dictadura cubana también está siendo seguida por la mayoría del pueblo, como ojo protagonista de cada acción policial contra los opositores pacíficos a lo largo del país, contra trabajadores particulares, contra cualquier otra persona, que exprese insatisfacción pública  por un servicio recibido.

Pero además, esa atención también se incrementa por el consumo frecuente en DVD o memorias flash de audiovisuales de denuncias, entrevistas, actos violentos contra las acciones pacíficas opositoras, programas del exterior, etc. que informan a todos y van sensibilizando al pueblo consumidor a favor de los que se enfrentan a la dictadura. No por ser víctimas de represión sino por darse cuenta poco a poco que están defendiendo sus intereses y derechos.

Unido a esto también visualizan más porque reciben materiales impresos, leen carteles de protesta, grafitis y al mismo tiempo aprecian cómo se violentan los policías y activan sus operativos.

Va resultando más y más fuerte la asimilación del pueblo de que los agresivos y sin razón son los llamados a ¨protegerlo¨, por tanto la mayor atención del gobierno a la represión a través de su incremento sin escatimar gastos va resultándole un arma de doble filo, menos pueblo a su favor y más activismo en las calles y visualizado por todos.

La pérdida del control, que implica agotamiento de las estrategias y falta de herramientas negociadoras o más simple, no querer negociar por las buenas, sumado al miedo ante auge opositor cubano ha llevado al régimen a atacar las actividades opositoras dentro de las casas.

Pero este comportamiento de cada parte que atiende, y que asume la crítica situación represiva no se da con la misma intensidad dentro del país, ni en el caso opositor con todos los grupos, sino sobre todo en zonas como Matanzas, Villa Clara y Santiago de Cuba, debido al activismo en calles, la llegada más sistemática al pueblo, con el consecuente incremento de sus filas, siendo los abanderados Damas de Blanco y la Unión Patriótica de Cuba. En tanto los represores se movilizan, son más crueles y gastan más dinero. Mientras que el pueblo apoya y se solidariza con frecuencia con los opositores y va dejando de sumarse a los ataques incitados por los represores.

Una breve revisión en la red y de diálogo con integrantes de la población corrobora el cambio que se va operando en Cuba debido al arreciamiento de la represión de la dictadura castrista, que está pasándole la cuenta progresivamente, hasta seguro perder el poder mantenido por la fuente de la violencia.

 

 

Share:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.