UNPACU: El mal mayor para los Castro.

UNPACU (Unión Patriótica de Cuba)

Yusmila Reyna Ferrera, periodista independiente

Recientemente salió un artículo del periodista español Aníbal Malvar titulado ¨La Oposición se organiza en la UNPACU ¿A quién temen los Castro?, quien con objetividad analiza el caso cubano y discierne muy acertadamente cómo el aumento de la represión en la Isla es consecuencia del temor del gobierno en el poder, ante la organización de la Unión Patriótica de Cuba.
Sin dudas, el panorama ha cambiado desde 2011 a partir de la creación de la UNPACU y el liderazgo de José Daniel Ferrer García. Haciendo que la balanza del poder totalitario comience a pender con una futura inclinación hacia la oposición, trayendo consigo de un lado la represión a máxima escala, que es el terror, con su consecuente violación de todos los derechos ciudadanos y del otro lado, el creciente activismo prodemocrático en las calles y de persona a persona. Posiciones que se complementan una a otra como respuesta.
Por lo que nos atrevemos a afirmar que a pesar de que se han vivido en el país muchísimos momentos tensos entre la oposición y el gobierno como el Maleconazo y la Primavera Negra, desde la fecha mencionada se suceden casi diariamente enfrentamientos de la ¨seguridad¨ del Estado acompañados de la PNR y ¨antimotines¨ contra activistas sobre todo de la  UNPACU, y también contra Damas de Blanco.
Decirlo así parece sencillo y hasta suena normal para el que sigue los acontecimientos de la Isla. Pero en realidad la crisis es profunda, y es que nunca antes ninguna organización pacífica cubana había logrado tantos espacios como la UNPACU, tampoco había entrado en etapa de consolidación y radicalización de lucha tan rápido, alcanzando en solo dos años presencia en más del 90% del país, y la incorporación de destacadas figuras de la oposición: Elizardo Sánchez, Félix Navarro, Ángel Moya, Guillermo Fariñas. Además de la aplicación y perfeccionamiento de sus métodos de lucha no violenta.
Hasta la fecha aludida existían esencialmente en el país organizaciones de 10, 15, 20 y más años de fundadas sin casi ningún impacto político-social y un pobre crecimiento en sus filas. Dos requisitos para lograr resultados en el enfrentamiento pacífico a una tiranía, que la Unión Patriótica ha alcanzado en tan breve tiempo, con incremento palpable de sus miembros entre activistas, colaboradores y simpatizantes, y presencia casi diaria en medios internacionales, y población por diferentes vías y mensajes.
El hecho de que mucha gente de pueblo por primera vez se atreva a apoyar a la oposición enfrentándose públicamente a la policía es otra singularidad vivida a raíz de este accionar ascendente de UNPACU, en gran medida determinado por el carisma, fuerza, inteligencia y transparencia de Ferrer, así como la valentía y entrega de los activistas, donde vale destacar los de Santiago de Cuba, unido a la efectividad de sus representantes en el exterior Luis Enrique Ferrer y Javier Larrondo e inapreciable apoyo de otros cubanos o no del exilio. Ese apoyo de gente de pueblo resulta trascendente para todo aquel que haya vivido en una dictadura o comprenda hasta donde llega el terror que siente un individuo en regímenes totalitarios como el nuestro.
De ahí que la descripción del panorama es más complejo que lo que pueden reflejar las cifras ofrecidas por la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, que ya son bastante alarmantes, por tanto mantener un ojo de alerta sobre la palpable ingobernabilidad en Cuba es esencial.
Quedan muchos elementos más que argüir sobre el estado brutal de la represión, con record en las primeras semanas de  octubre de este 2013 en Santiago de Cuba, 97 detenciones en tres días. A la par de las múltiples actividades no violentas de la UNPACU en las calles, unido al trabajo de capacitación estratégica de sus integrantes, ayuda humanitaria, canalización de las problemáticas del pueblo, atención a jóvenes y niños, asistencia médica, jurídica, etc., etc. De ahí que sin dudas, el mal mayor para los Castro sea este movimiento que poco a poco alcanza su objetivo de convertirse en masivo, y por tanto sean mayores sus ataques, empleando a otras organizaciones y personas opositoras de un mal mucho menor de afectación o amenaza a su poder para desunir y enfrentar a la UNPACU.

Share:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.